Home » Lugares que ver en... » Europa » Alemania » 10 pueblos de cuento de hadas de Alemania

10 pueblos de cuento de hadas de Alemania

No hay ningún lugar como Alemania para ver casas de madera, castillos medievales, vistas panorámicas de los Alpes y todos los demás elementos de un telón de fondo de cuento de hadas para soñar en vacaciones. Para mi, tiene un encanto especial durante el invierno: la nieve le de ese toque especial y sus mercados navideños son una maravilla. Todo ello te hará pensar que quizás estés en otra época. Pero en cualquier época del año, estos diez pueblos de Alemania te dejarán maravillado:

1.Rothenburg ob der Tauber

Comencemos la lista con Rothenburg. Nadie lo pone en duda, ésta es una de las ciudades con más encanto del planeta. Esta bonita ciudad se encuentra a un paso en coche desde Múnich, Núremberg y Stuttgart, y creerme, querréis pasar al menos un día deambulando por sus calles adoquinadas en esta ciudad medieval tan bien conservada. Puedes ver todo el Altstadt (casco antiguo) desde lo alto de la Torre del Ayuntamiento, te recomiendo ir a primera hora de la mañana, antes de que la cola sea interminable. Después, dedica el día a perderte por sus innumerables callejones.

¿Qué ver?

No solo Rothenburg está bien conectado con otras ciudades del sur de Alemania, sino que también posee una de las arquitecturas medievales mejor conservadas de todo el país. Sus paredes del siglo XIV están todavía intactas (aunque sí sufrieron algún daño durante la Segunda Guerra Mundial), e incluso puedes hacer un recorrido a pie por ellas. Además, está la histórica Marktplatz (plaza del mercado), el Museo Medieval del Crimen y Castigo, y muchas otras atracciones para mantenerte distraído todo el día. Tampoco puedes perderte la iglesia de San Jacobo con su retablo de madera tallada de 500 años de antigüedad, uno de los mejores ejemplos de la artesanía en Alemania.

Pueblos de Alemania

Pueblos de Alemania

Pueblos de Alemania
Fotos de: Peace-on-earth.org

2.-Dinkelsbuhl

Esta ciudad atrae a un número brutal de turistas cada año, especialmente durante los meses de verano y diciembre, cuando el turismo está en su apogeo en toda Alemania. La ciudad tiene una historia interesante, ya que aceptaba tanto a protestantes como a católicos durante la Reforma Protestante, y es simplemente un pequeño y pintoresco lugar de casitas de madera.

¿Qué ver?

A pesar de ser una de las principales paradas a lo largo de la Ruta Romántica, Dinkelsbuhl está mucho menos concurrida que Rothenburg. En lo que se traduce esto, es que puedes tomar un café de la calle sin tener que esperar. No hay mejor manera de experimentar la cultura alemana que ver pasar transcurrir del día a día mientras te tomas un café por la tarde acompañado de unos pasteles. La ciudad también presenta una serie de diferentes estilos arquitectónicos, que incluyen el gótico (la catedral de San Jorge), el románico tardío (San Pablo), el rococó (la capilla del castillo de la orden teutónica) y más, así que para hacer fotos muy chulas.

Pueblos de cuento de hadas en Alemania
Foto: Andrea Minori
Pueblos de cuento de hadas en Alemania
Foto: Gian Piero

Pueblos de cuento de hadas en Alemania

3.- Lubeck

Vayamos ahora a la parte norte del país y hablemos de otra ciudad medieval: Lübeck. Esta ciudad tiene una de las áreas más extensas de Altstadt, o casco antiguo, de cualquier ciudad del norte de Alemania. Hoy en día, todavía está custodiada por su icónica puerta de ladrillos rojos del siglo XV, y encontrarás muchas cosas que te encantarán, desde el centro de la ciudad medieval hasta las bulliciosas áreas del puerto del Mar Báltico.

¿Qué ver?

Hay seis iglesias en el barrio medieval de Lübeck, y en su interior encontrarás algunos ejemplos impresionantes del arte eclesiástico del norte de Alemania. También querrás ver las dos puertas de la ciudad que han sobrevivido a la era moderna, además del antiguo Rathaus o ayuntamiento. Pero lo que más me gusta de Lübeck es que está justo al lado del mar. No olvides ver los barcos en el Museumshafen o dar un paseo en barco por la ciudad. Y para rematar, debes probar algunos de sus mazapanes por los que la ciudad es famosa.

Lubeck

Lubeck

Lubeck

4.- Meissen

Meissen es una de las ciudades más antiguas de Sajonia, por lo que no debes dejarla fuera de tu itinerario. A primera vista, la ciudad se parece mucho a Praga, gracias a sus tejados rojos con el castillo y la catedral instalados en la parte superior de la ciudad. Pero la cultura de la ciudad es exclusivamente alemana. Lo que es realmente conocido de la ciudad es su porcelana, que comenzó a producirse en la ciudad a principios del siglo XVI y que todavía se sigue produciendo en la actualidad.

¿Qué ver?

Albrechtsburg, el castillo de Meissen, data del siglo XV y se considera el castillo más antiguo de Alemania. La arquitectura gótica del castillo es única y vale la pena observarla. Al lado del castillo, también puede visitar la catedral gótica, que con frecuencia alberga conciertos de música clásica. Pero la atracción principal es el Museo de Porcelana Meissen, dónde se informa sobre la historia de la ciudad y te permite asistir a demostraciones prácticas. También puedes ir de tienda en tienda, donde venden todo tipo de productos de porcelana y puedes llevar de recuerdo.

Pueblos de hadas en Alemania
Foto: GerdM
Pueblos de hadas en Alemania
Foto: Easy Traveler

Pueblos de hadas en Alemania

5.- Lindau

Esta ciudad se encuentra en el sur de Alemania, justo en la frontera entre Alemania y Austria, y justo al lado de las pintorescas orillas del lago de Constanza (en alemán: Bodensee). Prácticamente, por cualquier lugar que camines, puedes ver los Alpes contemplando además los edificios históricos de Lindau.

¿Qué ver?

Lindau es además, un popular lugar de veraneo. El lago se mantiene fresco durante todo el año y eso lo convierte en un lugar donde poder darte un buen y refrescante chapuzón en esos días calurosos. También se pueden hacer excursiones en barco por el lago, senderismo (te recomiendo ir a Bregenz e ir andando hasta que tengas una bonita vista del lago), alquilar bicicletas y participar en una gran cantidad de actividades al aire libre. Y, por supuesto en un increíble pueblo.

Pueblos de hadas en Alemania

Pueblos de hadas en Alemania

Pueblos de hadas en Alemania

6.- Triberg

No puedes ir a Alemania y no visitar la Selva Negra. Y aunque proemra vista pueda parecer que no hay mucho que hacer en una ciudad tan pequeña como Triberg, te sorprenderá. La ciudad no solo es encantadora, sino que también es un excelente lugar para conocer la historia de la zona de la Selva Negra y disfrutar de sus actividades al aire libre.

¿Qué ver?

Una vez visitada la ciudad, diríjete al museo Schwarzwaldmuseum de Triberg, o Museo de la Selva Negra. El museo tiene todo tipo de cosas, incluidas muchos de los famosos relojes de cuco de la Selva Negra por los que la región es conocida. (Una vez que hayas terminado de verlo, diríjete a la Casa de los 1.000 Relojes, donde verás los diferentes tipos de relojes y podrás comprar relojes de cuco tradicionales a un excelente precio). Tampoco te puedes perder la pintoresca calle principal de la ciudad , y la cercana Cascada Triberger, la cascada más alta de Alemania, que tiene una caída de 163 metros. Hay algunas rutas de senderismo que te llevarán directamente allí.

Pueblos de Alemania

Pueblos de Alemania
Foto: Anthony Mullis
Pueblos de Alemania
Foto: Vlad F

7.- Worms

Worms es una de las ciudades más antiguas de Alemania. Está ubicada a lo largo del río Rin, tan romántico como dicen, aunque puede que no tenga las casas de madera tan idílicas como las de los pueblos de arriba. De hecho, la ciudad es famosa por ser el escenario de muchas leyendas medievales, incluyendo el Nibelungenlied sobre el héroe Siegfried.

¿Qué ver?

Worms ha sido una ciudad muy vinculada a la religión durante muchos siglos. Su catedral del siglo XII se puede ver desde cualquier punbto de la ciudad. La ciudad también alberga el cementerio judío más antiguo de Europa. Tampoco puedes perderte el puente y la torre de Nibelungen. Pero en las atracciones más pequeñas son donde está el verdadero encanto. Haz una visita a Liebfrauen Church, que se encuentra entre extensos viñedos que producen el delicioso Liebfrauenmilch. Date un paseo por el Rin o atraviesa el parque que rodea Schloss Herrnsheim. Seguro que te encontrarás en el mundo de los cuentos de hadas.

Catedral de Worms

Cementerio Judio

Memorial Martin Luther Worms

8.- Ramsau

Seguro y aunque no lo sepas, has visto alguna vez alguna foto de la Iglesia de St. Sebastian, ubicada en Ramsau, que con frecuencia aparecen en las portadas de las guías y folletos alemanes. Y probablemente también hayas visto fotos del lago Hintersee que está muy cerca. O tal vez hayas visto fotos del festival de otoño, Almabtrieb, cuando las vacas bajan de los pastos del verano para el frío invierno. Si estás buscando un pueblo pintoresco de los Alpes para pasar unos días, este es tu sitio.

¿Qué ver?

A pesar de que en Ramsau viven solo 3.000 personas, hay muchas cosas que hacer por la zona (los pueblos de los que te hablamos). Si te gusta el senderismo, el esquí, la natación, mirar las estrellas, o simplemente relajarte y disfrutar de la comida y la bebida alemana, Ramsau es tu sitio.

Lago de Hintersee

Iglesia St. Sebastian Ramsau

Ramsau Alemania

9.-Bamberg

Bamberg se convirtió en Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO a principios de los años 90, y es fácil ver por qué, dada la arquitectura medieval presente en el casco antiguo. La ciudad se extiende sobre siete colinas diferentes, y es conocida por sus puentes en arco y el antiguo Rathaus (ayuntamiento), que está ubicado en uno de los puentes arqueados sobre el río. Encontrarás muchos estilos diferentes de arquitectura, desde medieval y con entramado de madera hasta barroco y moderno.

¿Qué ver?

Uno de los principales lugares para visitar en Bamberg es su exclusivo Rathaus pero aparte, verás edificios similares como de cuento de hadas en el Alte Hofhaltung (Old Court), que una vez fue la casa del obispo. Hablando de obispos, no te pierdas la catedral del siglo XI. Y si la arquitectura no lo es todo para ti, Bamberg es conocida por sus numerosas fábricas de cerveza, incluida la cervecería Schlenkerla del siglo XV, que fabrica un tipo de cerveza ahumada que no se elabora en ningún otro lugar del mundo. Tómate una jarra de cerveza y disfruta!

Bamberg
Foto: Gil Baillache
Foto: Marcel Hubers
Bamberg
Foto: Peter Musolino

10.- Bad Mergentheim

Bad Mergentheim es otra bonita ciudad donde encontrarás pintorescas calles adoquinadas y encantadores edificios con entramado de madera. Además, al igual que con todas las ciudades alemanas que tienen ‘bad’ (balneario) en el nombre, Bad Mergentheim es una ciudad balneario, y sus aguas, supuestamente, han estado curando personas de dolencias varias durante muchos siglos. Creo que todo lo relacionado con esta ciudad, desde la historia hasta la arquitectura, es absolutamente encantador, y lo mejor de todo es que está un poco alejado de la ruta turística principal.

¿Qué ver?

De todas las ciudades de esta lista, creo que la plaza del mercado de Bad Mergentheim, con sus coloridos edificios y su entramado de madera, es la más bonita, y lo mas importante no está atestada de turistas. Y si tu visión del cuento de hadas incluye caballeros con armadura recién pulidas rescatando damiselas en apuros, tiene que visitar el Deutschordensschloss, o el castillo que sirvió como hogar medieval de los Caballeros Teutónicos. Hay un museo dentro del castillo.

Bad Mergentheim

Bad Mergentheim
Foto: Den Filatov
Bad Mergentheim
Foto: ritsch48

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*