Inicio » Lugares que ver en... » Europa » Alemania » Dos pueblos preciosos de Alemania: Bacharach y Ravensburg

Dos pueblos preciosos de Alemania: Bacharach y Ravensburg

Alemania es un país muy rico para explorar, poseyendo más de 350.000 kilómetros cuadrados, para poder realizar turismo, deportes y vivir la historia más ancestral y curiosa de Europa. Actualmente es uno de los países con mejor calidad de vida, teniendo bastante peso e influencia en los asuntos de Estado y Economía de toda la Unión Europea, siendo pionera en desarrollo de elementos tecnológicos. La parte moderna, sin embargo, logra contrastar con la tranquilidad de pequeños pueblos donde parece que se para el tiempo, pudiendo vivir durante unos días como si fuera una liberación para el espíritu ¡terminando con el estrés de la vida moderna! Hoy, vamos a dedicar el post de la semana a hablar de dos pueblos desconocidos y preciosos, en donde puedes vivir el encanto de lo tradicional y rural de Alemania, disfrutando de la naturaleza y probando asombrosos postres. ¡Sigue leyendo!

Pueblos de Alemania
Bacharach

Comenzamos por Bacharach:

  • Alemania posee una ruta muy completa, para llegar hasta Bacharach, tienes que llegar hasta Coblenza y a unos pocos kilómetros puedes acceder a este pequeño pero encantador pueblecito. Los habitantes son muy amables y todos pueden estar dispuestos a enseñarte todo acerca de la gastronomía local y los licores que se producen de forma artesanal. Las casitas y su arquitectura es encantadora, con un toque clásico del que quedarás absolutamente prendado/a, con típicas macetas repletas de flores colgantes y enredaderas. Los hoteles son pequeñas casas dirigidas por las propias familias, lo que hace que el trato sea totalmente personalizado, pudiendo pasar un tiempo muy tranquilo y sin prisas o estrés. Eso sí, prepárate puesto que no encontrarás grandes tiendas ni muchos restaurantes, a pesar de todo es el lugar perfecto para disfrutar de la gastronomía casera, ya que lo poco que encontrarás será hecho de forma artesanal y con sabores deliciosos.
  • Puedes admirar la muralla del pueblo con sus dos torres, una de las curiosidades arquitectónicas más destacadas, pudiendo pasar por las ruinas de alguna iglesia, que quedaron absolutamente destruidas por las batallas en las guerras, quedando como un recuerdo insólito del paisaje natural.
  • Lo mejor es descansar a lo largo de las orillas del río, pudiendo sentarse y relajarte durante un par de horas, recargando energías ¡para volver como nuevo!
  • Ya de vuelta,  te recomendamos volver en tren admirando el paisaje del valle del Rhin, tu viaje estará así completo y te quedarás sorprendido/a tanto por la naturaleza como por la jalonada de castillos que se encuentra en el camino. Los vinos de las riberas del Rhin son unos de los más exquisitos.

Una parada en Ravensburg:

  • Ravensburg es uno de los pueblos más desconocidos de Alemania, pero uno de los que contienen una esencia especial, allí se ha celebrado el festival de Almost Pop, celebrando la buena música, de todos aquellos hits que todavía se pueden recordar, haciendo que los recuerdos estén vivos para los mayores y que los jóvenes descubran esa música que es de buena calidad.
  • En Ravensburg puedes vivir en primera persona esos parajes naturales de los cuentos de hadas, donde nada ha sido perturbado, encontrando lugares para el descando del cuerpo y la mente, estando en absoluta paz. De hecho, su vecina Blankenese, posee árboles centenarios, con asombrosos parques (como Römischer GartenHirschpark) y jardines, pequeñas chozas de pesca y un río (denominado Elba) que se presta el disfrute tanto para descansar a su vera como para pescar. En cuanto a gastronomía podrás encontrar muchos platos que se acompañan con pan de centeno, complementando a elaboraciones de anguilas ahumadas o salchichas. Las compotas servidas con cremas batidas y nata junto con los “braune Kuchen” serán unos de los postres más destacados.

Fotos: Inky-NL, dierk schaefer, Clemens v. Vogelsa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*