9 pueblos europeos idílicos (para una escapada en invierno)

¿Sueñas con tener aunque sea unas mini vacaciones románticas en un pueblito idílico en lugares lejanos y que además es un refugio acogedor durante el duro invierno? No busques más, ya hemos hecho esta lista de diez preciosos pueblos, que combinan el invierno con la diversión. ¡Descúbrelos!

1.- Hallstatt, Salzkammergut, Austria

Situado a orillas del lago Hallstätter, el idílico pueblo tiene una historia muy larga, que se remonta a miles de años. Hallstatt también tiene la mina de sal más antigua conocida y ha estado produciendo sal desde el Neolítico. En invierno, el pueblo atrae a esquiadores y practicantes de snowboard, quienes vienen a disfrutar de la nieve y las montañas. La mina de sal y su torre, desde la cual se abren unas vistas panorámicas magníficas, ofrece un divertido viaje de un día para las familias. Si quieres ver su conocida ruta romántica por los pueblos de alrededor, pincha aquí.

Hallstatt (Austria)

Hallstatt (Austria)

2.- Tromso, Noruega

También conocida como la capital del Ártico, Tromso es tu próximo destino favorito de invierno. La ciudad más grande del norte de Noruega es el mejor lugar para admirar la aurora boreal, una de las principales atracciones del Círculo Polar Ártico. Por cierto, Tromso cae en la zona donde las luces del norte son visibles durante aproximadamente 6 horas al día. Hay muchas otras actividades que incluyen museos, buena comida y pintorescas vistas nórdicas.
Es sin duda, el mejor lugar para ver la aurora boreal. Una ciudad muy nórdica con una rica vida cultural y muchas actividades.
Hoteles en Tromsø, aquí.

Tromso
Foto de Bard Loken

Tromso

3.- Hamnøy, Islas Lofoten, Noruega

Hamnøy es el pueblo pesquero más antiguo del impresionante archipiélago de Lofoten y es muy pequeño, pero increíblemente bonito. Se considera uno de los pueblos más pintorescos del municipio de Moskenes, que también es un popular destino turístico debido a su naturaleza pintoresca y virgen. Los visitantes se alojan en las cabañas originales de pescadores, la más antigua es de la década de 1890. Hoy en día, todas las instalaciones están equipadas con todo tipo de comodidades, incluido internet, y proporcionan una estancia acogedora en esta región salvaje. (Hoteles en Hamnoy, aquí)
Los turistas pueden alquilar botes y bicicletas, ir de excursión y pescar: el invierno es la temporada del bacalao. Los museos y galerías locales presentan la cultura y la historia de la región. ¡E incluso el Feelgood Jazzfest anual se celebra aquí!

Para ver una ruta por Noruega y Suecia, pincha aquí.

Hamnoy (LOFOTEN)
Foto de Luca Venturi
Hamnoy
Foto de Martin Sojka

4.- Igloo Village Kakslauttanen, Saariselkä, Finlandia

Rodeado del Parque Nacional Urho Kekkonen, que se encuentra en Laponia, la tierra de Santa Claus, este hotel es realmente único. Los iglúes de vidrio separados ofrecen privacidad, excelentes vistas detrás de las ventanas y una experiencia exclusiva (para reservar, pincha aquí.). Además de visitar la casa de Santa Claus, hay muchas actividades divertidas de invierno entre las que los huéspedes pueden elegir.

Para explorar los alrededores, vete de safari con perros esquimales, renos o motos de nieve. La pesca en hielo y el esquí también son muy populares. Y, por supuesto, sentirás el verdadero invierno nórdico.

Hoteles igloo en Finlandia

Hoteles igloo en Finlandia

5.- Cortina d’Ampezzo, Italia

El lugar a menudo se conoce como el destino de esquí más bonito del mundo. El escarpado paisaje está definido por los Dolomitas. Los italianos son maestros de la estética y aquí abundan: desde la naturaleza hasta las elegantes boutiques, restaurantes y hoteles. También es un buen lugar para encontrar algunos buenos vinos.
Es un lugar elegante, con excelentes opciones gastronómicas y con alojamiento no demasiado caro (hoteles en Cortina d’Ampezzo, aquí), no demasiado concurrido, ideal para esquiadores principiantes e intermedios.

Cortina d’Ampezzo (Italia)

Cortina d’Ampezzo (Italia)

6.- Jamnik, Kranj, Eslovenia

Situado en la meseta de Jelovica, el pequeño pueblo es un lugar verdaderamente pintoresco en el país (mas sobre Eslovenia, aquí). La ubicación es realmente impresionante: la meseta presenta bosques frondosos, parte de la cuenca de Ljubljana, rodeada de los Alpes Julianos desde el norte y los Alpes de Kamnik desde el este. La iglesia de los Santos Primus y Felician es lo más famoso. Construida en la cima de una colina, con vistas a maravillosas y panorámicas, el santuario conmueve el alma al todo el que la pisa.

El pueblo es pequeño y, aparte de los sitios panorámicos, no hay mucho que hacer. Los visitantes vienen aquí de camino a Kranj o a las estaciones de esquí en Krvavec y Vogel.

Jamnik (Suecia)

Jamnik (Suecia)

7.- Jokkmokk, Suecia

La ciudad se encuentra en el Círculo Polar Ártico y ofrece un verdadero invierno al uso, con mucha nieve y bajas temperaturas. Ha sido un centro de comercio para los pueblos indígenas sami, que venían al mercado invernal de Jokkmokk a vender pieles de renos. En los restaurantes, los visitantes pueden probar los alimentos tradicionales sami: carne de reno, colmenillas (son unas setas) y pescado carbonizado escalfado servido con hierbas del bosque.

Realizadas por un escultor, las casas de hielo invitan a los visitantes a pasar una noche en esta auténtica cabaña. Las temperaturas caen alrededor de -5 ° C por la noche, pero a los huéspedes les dan sacos de dormir térmicos y piel de reno para combatir la noche. ¡Este es sin duda uno de los destinos invernales más desafiantes y emocionantes!. Alojamiento en casas de hielo en Jokkmokk, aquí

Jokkmokk, Suecia
Foto de JoA Reisefotos
Jokkmokk, Suecia
Foto de Richard Nagy

8.- Breidavik, Islandia

¡Aquí se encuentra la iglesia más occidental de Europa! Situada en la playa, la iglesia de Breidavik está expuesta al clima severo y está rodeada de fiordos. Las casas de huéspedes también se encuentran dispersas en el impresionante entorno de esta región.

La observación de frailecillos es la atracción principal de esta pequeña comunidad, así como de la naturaleza: su costa escarpada varía desde los acantilados hasta las playas de arena.

Breidavik, Islandia
Foto de Eleanor Briccetti

9.- Tasiilaq, Groenlandia

Fundada en 1894, Tasiilaq es la ciudad más grande del este de Groenlandia. Ubicada en la costa y con vistas al mar, esta ciudad portuaria y sus casas con sus colores tan característicos dan la bienvenida a los turistas durante todo el año. Tasiilaq tiene solo 2.000 habitantes, por lo tanto, todavía se puede hacer una escapada tranquila incluso en cuando está repleta.

Se puede llegar hasta allí en avión o al puerto del Rey Oscar en barco. Allí se pueden encontrar numerosas actividades al aire libre durante todo el año, ya que el turismo está muy bien desarrollado en Tasiilaq. Hoteles en Tasiilaq, aquí.

Tasiilaq Groenlandia
Foto de Christine Zenino
Tasiilaq Groenlandia
Foto de Giuseppe Maria Galasso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*