Inicio » Lugares que ver en... » Asia » Normas de cortesía en las pagodas de Birmania

Normas de cortesía en las pagodas de Birmania

Myanmar o Birmania es el país de las pagodas. Miles de ellas se distribuyen a lo largo del país formando parte del paisaje.

En cualquier viaje a Myanmar o Birmania se visitan algunas de las mas significativas, importante de todas es la Pagoda Shwe Dagon en Yangon.

Monjes en el monasterio de Mandalay
Monjes en el monasterio de Mandalay

Hay algunas normas o consejos a tener en cuenta cuando visitamos una pagoda:

Hay que descalzarse: por lo que conviene llevar chancletas o zapatillas fáciles de poner y quita. No es admisible quedarse con los calcentines puestos.

Hay que vestir adecuadamente: Pantalones largos para los hombres pantalones largos o sarong para las mujeres. Los hombros deben estar cubiertos y las mujeres han de llevar sujetador (en algunas pagodas está expresamente escrito a la entrada).

Caminar en el sentido le las agujas del reloj: Dejando el santuario a nuestra derecha.

Discreción: Se pueden tomar fotografias, pero mostrando respeto a las personas. No posar en los santurios.Hay que considear el templo como un lugar de meditación. No hacer rudio, correr, comer…

Ofrendas: En las pagodas se hacen ofrendas de todo tipo: agua, flores, velas, barritas de incienso,pan de oro, frutas, dulces, cigarillos.”….En todas las pagodas hay de venta de estas ofrendas.
Es muy bienvenida la participación de los visitantes en estas ofrendas.

Contribuciones económicas: Siempre que un birmano va a una pagoda hace una pequeña contribución económica. No importa de cuanto: No es el dinero sino el acto de dar como una demostración de afecto, respeto, generosidad.

Nunca tocar a un monje: Especialmente las mujeres han de tener un gran cuidado de no rozar a un monje. Si una mujer ha de darle algo, debe dejarlo en algun lugar que el monje lo recoja.

Nunca apuntar con los que la punta de los pies: Poner especial atención al sentarse en una pagoda de
pies no señale a una imagen de Buda o a un monje. Esto es una ofensa muy grande.

No tocar a alguien del sexo opuesto: Muestras de afecto carnal entre personas de distinto sexo, incluso un inocente “agarrarse de las manos” esta mal visto en general, pero dentro de una pagoda es muy reprobable.

Si uno no quiere participar, hacer ofrendas o contribuir económicamente no hay problema. pero es conveniente no estar primer plano sino quedarse un poco apartado durante la visita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*