Inicio » Lugares que ver en... » Europa » Suiza » Las 10 ciudades de Suiza más bonitas para pasar la Navidad

Las 10 ciudades de Suiza más bonitas para pasar la Navidad

Hay algunos elementos que crean un ambiente navideño perfecto. Entre ellos, la nieve, las campanas, los trineos y las humeantes tazas de chocolate caliente, ocupan un lugar destacado y son algunas de las razones por las que Suiza se considera como uno de los principales destinos de Navidad en Europa.

Suiza, con sus Alpes nevados, lagos azules, glaciares claros e innumerables ciudades y pueblos, es un país que personifica la temporada navideña. Si está a tu alcance, pasa un año que puedas las vacaciones de Navidad en Suiza y descubrirás el encanto de sus ciudades. Comprobarás porque son de lo más bonito que te puedes imaginar. Sus mercados festivos y eventos tradicionales, te harán disfrutar de algunas de las más increíbles escenas navideñas de Europa.

Elije cualquiera de estos diez pueblos y ciudades principales de Suiza como destino, y tendrás unas vacaciones de Navidad en Suiza que nunca olvidarás.

1.- Gruyères

Gruyères es una ciudad medieval increíblemente gótica en la región alpina central de Suiza. La ciudad es conocida mundialmente por su queso homónimo, su excelente chocolate y su castillo de cuento de hadas del siglo XIII. La Navidad en Gruyères se respira especial cuando ves que sus calles empedradas están llenas de luces e inundan el mercado de la ciudad. El Mercado de Navidad de Gruyères se celebra durante dos fines de semana previos a la Navidad y es donde los artesanos locales exhiben sus productos en medio de coros de cantantes de villancicos y braseros de castañas asadas. Es un ambiente festivo y fabuloso que es insuperable.

Sería imposible visitar Gruyères sin probar el queso local y algunos de los fantásticos chocolates suizos producidos en la propia ciudad. La Maison de Gruyere es una fábrica de quesos con exposiciones interactivas donde puedes descubrir cómo se crea el famoso queso. Comienza por como la leche es producida por los rebaños que pastan en los prados alpinos, alcanza la madurez y se convierte en un sabroso Gruyere.

La Maison Cailler es una fábrica de chocolate donde puedes ver a los chocolateros expertos que ejercen su oficio antes de deleitar tu paladar con algunos de sus deliciosos dulces. ¿Quieres intentar hacer tu chocolate? Puedes hacerlo en la Chocolaterie de Gruyères.

Explorar el castillo de Gruyères también es un debe. El castillo con un torreón de ochocientos años de antigüedad es uno de los mejores lugares que visitar en Suiza. No te lo pierdas.

Gruyere (Suiza)

Gruyere (Suiza)

Fotos: Andrew Mckie.

2.- Lugano

Lugano es uno de los principales destinos navideños de Suiza por varias razones. La ciudad se acurruca a orillas del lago Lugano en un entorno pintoresco, tiene un telón de fondo de espectaculares cadenas montañosas y es una mezcla suiza e italiana que la hace culturalmente única.

Increíblemente bonita en cualquier época del año, Lugano mejora cuando llega la navidad. La Navidad en Lugano no es un evento breve de dos o tres días. Las festividades de la ciudad comienzan a finales de noviembre y se extienden hasta el 6 de enero. En un estilo más acorde con las tradiciones mediterráneas, la mayoría de las celebraciones públicas, aparte del Mercado de Navidad que se apodera de las calles del centro de la ciudad, tienen lugar en las plazas principales de la ciudad, la Piazza Manzoni y la Piazza della Reforma.

La Piazza Manzoni se convierte en un pueblo navideño con las típicas cabañas alpinas suizas, un enorme Papá Noel y un programa diario de entretenimiento temático navideño. La Piazza della Reforma alberga el Food Lover’s Chalet, que es el lugar perfecto para escapar del frío en el aire y disfrutar de un chocolate caliente o una copa de vino caliente especiado.

No te pierdas ver el Belén Submarino en el lago Lugano. Invisible de día, la escena cobra vida cuando se ilumina por la noche y es pura magia navideña.

Lugano

Piazza de la Riforma (Lugano)

Lugano

Fotos: Florentino Fondevila, Flavius Matt

3.- Locarno

Locarno es tan famoso por su casco histórico y su santuario del siglo XV como por ser uno de los mejores lugares para pasar una Navidad en Suiza. ¿Qué hace que Locarno se destaque de otras ciudades suizas como destino navideño?

Durante la navidad, la plaza principal, la Piazza Grande, se convierte en una pista de hielo y durante todo el período navideño la ciudad se convierte en Locarno on Ice. El ambiente festivo aumenta aún más con la adición de bares en forma de iglú, un escenario para actuaciones en vivo y numerosos puestos de comida callejera. También hay un gran mercado navideño en el casco antiguo de Locarno lleno de puestos de artesanías y puestos de comida que ofrecen sopas calientes, especialidades de queso derretido y dulces de típicos de la época.

Para ver a Locarno en toda su gloria invernal, haz la peregrinación hasta el Santuario de la Madonna del Sasso para disfrutar de las espectaculares vistas del lago y el paisaje de montaña alpina desde allí.

Locarno

Locarno
Pista de Patinaje de Locarno

Fotos: Davide

4.- St Moritz

El mundialmente famoso St Moritz es el glamour suizo tanto para vacaciones de verano como para actividades de deportes de invierno. La lujosa ciudad balneario tiene una larga historia de ideas innovadoras pioneras, pero en Navidad, es la tradición la que rige el día a día.

St Moritz tiene uno de los mejores ambientes festivos de cualquier parte de Suiza y, después de organizar los Juegos Olímpicos de Invierno dos veces, sabe cómo organizar grandes eventos. En St Moritz, las celebraciones comienzan con un mercado navideño en el que hay una visita de Santa Claus, conciertos de música y talleres de fabricación de velas. La conocida pista de patinaje Glatschin Ice Rink se abre junto con su feria gastronómica y navideña que lo rodea, así como varias otras pistas en toda la ciudad como la de Ludain. Algunos de los más elegantes hoteles de cinco estrellas, como el emblemático Palacio de Badrutt y el Hotel Kulm, tienen sus propias instalaciones en la pista, donde además se puede patinar.

Además de celebrar la navidad allí, una de las mejores cosas para hacer es dar un paseo en el histórico Bernian Express a través de los Alpes hasta el sitio de Patrimonio Mundial de la UNESCO de Tirano.

Para ver las maravillas invernales que rodean a St Moritz sin perderse un solo copo de nieve, reserva un asiento en un vagón panorámico en el Glacier Express. El tren circula entre St Moritz y el Paso Oberalp a través de la garganta del Rin y sobre algunos viaductos impresionantes.

Glacier Express Suiza
Tren del Glacier Express entre St. Moritz y Oberalp Pass

St. Moritz

St. Moritz

5.- Zermatt

Para una Navidad a la antigua usanza, es decir, sin ruido de tráfico ni contaminación, Zermatt, sin vehículos, es la ciudad ideal para unas vacaciones navideñas en Suiza. Las actividades más populares en Zermatt son el senderismo, la escalada y el esquí.

Zermatt se sienta a la sombra del poderoso Matterhorn y tiene el atractivo visual de las tradicionales cabañas alpinas rodeadas de picos nevados y pinos. Aunque la ciudad tiene una maravillosa variedad de iluminación navideña, es una visión que no necesita iluminación decorativa para que parezca que es Navidad. Explora las calles de Zermatt a pie (en dos horas la ves) y verás algunos de sus secretos mas interesantes.

Escalar el Matterhorn en Navidad no estará en la lista de la mayoría de la gente, pero pilla el teleférico hasta el Matterhorn Glacier Paradise, merece la pena. A casi dos mil ochocientos metros sobre el nivel del mar, es el punto más alto de Europa al que se puede llegar en teleférico y desde la asombrosa altitud del mirador es posible ver, si el clima lo permite, treinta y ocho de los picos alpinos.

Para una alternativa más tranquila, que es igual de impresionante, pero a una altitud mucho más baja, toma el Ferrocarril Gornergrat Cog. El tren sale de la estación de Zermatt y tarda poco más de media hora en subir, casi vertical, 1524 metros hasta el punto de observación y al hotel en la cima del Gornergrat. Desde la cima, las vistas panorámicas de los Alpes y el Cervino son increíbles.

Zermatt
Zermatt con el Matterhorn al fondo

Foto: Vicki Mar

Zermatt

6.- Einsiedeln

Einsiedeln es una ciudad suiza con una abadía del siglo X dedicada a la Virgen María que atrae a peregrinos durante todo el año y adquiere un significado adicional durante el período navideño.

La Abadía de Einsiedeln es un imponente edificio que domina el centro de la ciudad y está frente a una espaciosa plaza donde se celebra el Mercado de Navidad de la ciudad, uno de los más grandes de Suiza. Además, hay mucho más que hacer. La ciudad cuenta con un fantástico programa de deportes de invierno que incluye esquí y trineo en los alrededores de Einsiedeln y en la zona turística de Hoch Ybrig, a poca distancia en coche.

Sería imposible estar en Einsiedeln sin echar un vistazo a su belén (Diorama Bethlehem). El belén de gran tamaño tiene más de cuatrocientos cincuenta caracteres que han sido diseñados individualmente y es una intrincada obra de arte navideño. Además del belén, un lugar muy navideño para visitar en Einsiedeln es la panadería y el museo Goldapfel Gingerbread. Prueba el pan de jengibre navideño tradicional de la región mientras observas como lo hacen en los antiguos hornos.

Monasterio Benedictino Einsiedeln Suiza
Abadía de Einsiedeln

Foto: Christof Sonderegger

7.- Stein am Rhein

Stein am Rhein, con su arquitectura medieval, es probablemente una de las ciudades navideñas más bonitas de Suiza. Agrega a eso la costumbre de la ciudad de decorar las calles donde el Mercado de Navidad, o Maerlistadt, celebra con un tema de cuento de hadas diferente cada año y la Navidad se convierte en una fantasía mágica para todas las generaciones. Sigue el sendero o Marliweg, a través de la ciudad, para descubrir varias grutas temáticas ocultas sobre la historia del año.

La magia navideña de Stein am Rhein no se detiene ahí. Durante tres días, dentro de los muros del antiguo monasterio benedictino de la ciudad, la abadía de St Georgen, un mercado medieval cobra vida con personajes disfrazados que realizan oficios de la época. Alquila un disfraz, vístete y únete a la diversión mientras los antiguos caballeros luchan por el honor de una damisela o los martillos de herrero en su yunque. Es una aventura navideña real completada con comida y bebida de estilo medieval.

Ayuntamiento de Stein am Rhein Suiza
Ayuntamiento de Stein am Rhein Suiza. Foto: Christof Sonderegger
Stein am Rhein en Suiza
Foto: Christof Sonderegger

8.- St. Gallen

St. Gallen es uno de los principales destinos navideños en Suiza, no solo porque es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, sino porque sus habitantes saben cómo aprovechar todos los rincones de la ciudad para tenerlos bien decorados.

St. Gallen brilla con la luz de sus 700 estrellas colgadas sobre sus calles en Navidad. Son unas vistas impresionantes, y probablemente junto al árbol de Navidad más alto de Suiza que se erige anualmente frente a la catedral de la ciudad, crean un ambiente navideño absolutamente increíble.

St. Gallen no escatima en los Mercados de Navidad y tiene un total de tres. Uno en Bohl, otro en Waaghous y el tercero en Marktplatz, pero uno de los eventos más populares de la ciudad incluye a Santa Claus y sus pajes. Es un momento especial para jóvenes y mayores cuando Santa Claus y sus elfos cabalgan por la ciudad en una procesión llamada Chlausritt y hace que la Navidad en St. Gallen sea un poco más que única.

Mientras estés en St. Gallen, no pierdas la oportunidad de visitar la catedral o la Abadía de Saint Gallen, que alberga la biblioteca más antigua de Suiza o haz un recorrido a pie por el casco antiguo de San Gallen y el distrito de la Abadía.

Saint Gallen
Foto: Marius Paul Neacsu

9.- Lucerna

Para una Navidad tradicional en Suiza y sin límites, Lucerna es el sitio. Lucerna es una ciudad que sabe cómo vestir la ciudad en Navidad y en ella se aprecia hasta el último detalle.

Lucerna comienza sus festividades con el inicio del Adviento cuando se encienden las luces de Navidad y se abre la pista Live On Ice junto al lago. A partir de ese momento, las calles están repletas de puestos de mercado de los siete mercados diferentes de la ciudad donde los artesanos venden regalos hechos a mano.

Para verlo todo, participa en un recorrido a pie de dos horas por Lucerna (aquí) y descubre a través de un guía profesional dónde se llevan a cabo las mejores celebraciones y sobre algunas de las tradiciones navideñas menos conocidas de la ciudad. Sacará tu espíritu navideño.

Lucerna es mucho más que las celebraciones navideñas, por ejemplo, esquiar bajo las estrellas e ir en raquetas de nieve. Lucerna es la experiencia completa de un paraíso invernal.

Puede ser difícil incluir visitas adicionales durante el ajetreado horario de Navidad en Lucerna, pero no pierda la oportunidad de a las montañas de Pilatus (aquí), Rigi o Stanserhorn. Puedes llegar en funicular o teleférico para agregar un elemento aventurero. Otra visita obligada en Lucerna es el impresionante Puente de la Capilla (Chapel Bridge), el puente de madera más antiguo de Europa y la Torre del Agua. Son increíbles y el monumento más fotografiado de Lucerna.

Lucerna

Lucerna

Lucerna

10.- Montreux

Montreux encabeza esta lista de las mejores ciudades navideñas del mundo porque tiene un ambiente incomparable además de todas las características que la hacen, no solo una de las ciudades navideñas más bonitas, sino que por sus múltiples eventos la convierten en el principal destino para unas vacaciones navideñas en Suiza.

La ciudad suiza de Montreux alberga el mercado navideño más grande del país en un entorno increíble junto al lago que lleva el ambiente de la Navidad al máximo nivel. Piensa en ciento sesenta puestos estilo chalet en un paseo marítimo que emana aromas de vino caliente y queso fondue entre exhibidores de productos artesanales. Añade a eso un castillo con torreón con representaciones en vivo de historias históricas acompañadas de lanzallamas y actuaciones de música medieval. El castillo de Chillon es pura magia medieval y uno de los mejores lugares para visitar en Suiza.

Una cosa más que realmente hace que Montreux se destaque como la mejor ciudad navideña de Suiza es el novedoso viaje en tren que transporta a los niños y sus familias a la casa de Santa Claus (aquí) construida en la montaña Rochers-de-Naye. Otro gran tren para tomar es el Golden Pass, que va de Montreux a Zweisimmen y lleva a sus pasajeros desde las orillas del lago de Ginebra al impresionante paisaje alpino.

Freddie Mercury decía que la ciudad tenía un tipo especial de magia. El cantante hizo su hogar en la ciudad hasta su prematura muerte en 1991 y su tiempo en la ciudad es honrado con una estatua emitida con su famosa pose en el paseo marítimo de Montreux del lago de Ginebra.

Estatua de Freddy Mercury (Montreux, Suiza)
Estatua de Freddy Mercury (Montreux, Suiza)

Montreux

Montreux

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo por favor en facebook. Gracias!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*