Home » Lugares que ver en... » Europa » Reino Unido » Knaresborough, pueblos preciosos de Inglaterra

Knaresborough, pueblos preciosos de Inglaterra

Inglaterra siempre ha sido una referencia para todos aquellos amantes de la arquitectura y los parajes frondosos y verdes. La cultura, así como la música y la gastronomía en la que no puede faltar la cerveza artesanal, ha creado un culto por apreciar lo bueno, que se puede palpar en cada rinconcito de sus campiñas. ¿Habías oído hablar alguna vez de Knaresborough? Es uno de los pueblos más bonitos de Inglaterra y hoy vamos a contarte todos sus secretos.

Historia de Knaresborough

El pueblo de Knaresborough está considerada como un lugar ancestral, en el que se honra al pasado medieval que la precede, siendo posada de los mercados callejeros durante siglos, creando una gran riqueza en comercio. Se ubica en la parte noreste de Inglaterra, en el condado de North Yorkshire y hace siglos albergó una ciudad balneario de gran fama entre las clases altas de la época medieval.

¿Qué ver en Knaresborough?

  1. Según nuestra ruta, la mejor recomendación es comenzar por el Castillo de Knaresborough. Aunque no se conserva intacto, si se puede admirar toda la grandeza que contuvo en su pasado, pudiendo conocer su historia, gracias a las visitas guiadas de media hora que también te permiten disfrutar de las increíbles vistas al río Nidd. Al finalizar puedes realizar un paseo por el río, alquilando un bote con remos y visitar el pequeño museo anexo al castillo.
  2. Continúa, yendo hacia “Mother Shipton’s Cave and The pretrifying well” un recorrido impactante y muy emocionante por la naturaleza, que va desde el puente del pueblo cruzando senderos hasta la cueva que da paso a una cascada petrificada que capta la atención por sus formas onduladas y armónicas. Alrededor, puedes escoger un lugar tranquilo para descansar (ya que hay zonas de picnic) y divertirte con las vistas tomando un refresco, pudiendo acudir a la sala de té y al pequeño museo con tiendas de souvenirs que tienen como anexo. Si eres de aquellas personas que creían en las hadas y en las criaturas fantásticas del bosque, ¡aquí revivirás esa sensación! ya que el ambiente puro que se respira es muy especial.
  3. Plumpton Rocks, es una zona privada, en la que si quieres entrar tendrás que pagar una tarifa. Al entrar te das cuenta, de que el precio no es lo importante (3.50 libras), ya que puedes tener a tu disposición zonas para caminar y pasear con lagos, pudiendo realizar tu propio picnic. Eso sí, no es posible que encuentres ni cafeterías ni restaurantes cercanos ¡por lo que tendrás que llevarte todo lo que necesites antes de entrar! Ten presente que si vas con niños, tendrás que vigilarlos, ya que hay zonas que se prestan a la escalada, siendo algo inseguras al no poder contratar equipos de seguridad y monitores. Es una buena opción para aquellas personas que amen el senderismo, aunque hay que hacerlo con precaución y por los caminos obvios que son fáciles de recordar, ya que se presentan miles recovecos y suelos empinados llenos de barro y vegetación, que pueden ser desorientadores para los inexpertos.

Fotos: Baz Richardson, Leedslily

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*