Inicio » Lugares que ver en... » Asia » Tailandia » Isla Ko Muk en Tailandia (isla pirata)

Isla Ko Muk en Tailandia (isla pirata)

La Isla Ko Muk en Tailandia

  • La Isla de Ko Muk es una de las más pequeñas de Tailandia, se ubica en la costa occidental del país, y es un destino de viaje por el que muchas personas han llegado a suspirar a lo largo del mundo. Sus secretos, en forma de cuevas enigmáticas, los tallados naturales que han realizado el desgaste de las rocas por la erosión, sus playas, hacen que sea el nuevo paraíso.
  • Para llegar puedes tomar directamente un vuelo hacia Ko Lanta y luego subirte al ferry que te conducirá directamente a la Isla de Ko Muk en alrededor de una hora y media. Para evitar la temporada de lluvias fuertes y el tiempo desagradable, siempre será mejor viajar hasta aquí en noviembre, diciembre, enero y febrero.
  • La cueva de Ko Muk

    Foto: Carlo Ghio

  • Lo primero que podrás hacer en la isla, será aprovechar algunas de las recetas locales a base de pescado recién recolectado y mariscos o un cóctel con zumo de frutas tropicales. Antes de emprender la exploración de la isla apúntate a un masaje, te relajará y podrás estar preparado/a para la práctica de deportes, algo que es muy popular; realizando una ruta,  por ejemplo, en kayak o contratando una sesión de snorkel. Aunque la estancia en la isla es una delicia, y podrás pasarte horas descansando y tomando el sol, hay una atracción estrella de la cual no te puedes escapar y esa es: la visita a la Cueva de Morakot.
  • [youtube=https://youtu.be/UVCzcUxbsEs]

El tesoro de la Cueva de Morakot

  • Las leyendas, dicen que aquí los piratas y los ladrones escondían sus tesoros, ante las inclemencias del tiempo y las maldiciones de mala suerte, favoreciendo que por “muy mala pata” que tuvieras, nadie pudiera encontrar los tesoros que allí albergaban. Aunque hoy en día no encontrarás tesoros, sí podrás disfrutar de una naturaleza increíble y unas vistas que parecen regalo de Dioses.
  • La manera más fácil de entrar a la Cueva de Morakot, es contratando un guía y alquilando un kayak, preferiblemente desde por la mañana al mediodía, comprendiendo las horas que van desde las 11 de la mañana a las dos, antes de comer. Aunque si la marea está baja y respetas los horarios de visita, se puede acceder nadando. Las visitas suelen ser en grupo y te darán una clase práctica de cómo montar en kayak si no sabes, algo que hará que la experiencia general sea encantadora. También tienes la opción de contratar un tour privado (es algo más caro) pero te llevarán en persona aunque seas un visitante solo o una pareja hasta la playa, en una embarcación individual o nadando.
  • Cueva de Ko Muk

    Foto: r.blcz

  • El tramo se desarrolla entre la luz y la oscuridad, algo que hace que las vistas finales sean totalmente embriagadoras. La entrada con una vegetación rica, da paso al interior de la cueva, oscura totalmente, a través de 80 metros, en los que la adrenalina se disparará por querer volver a encontrar la luz del sol. Una vez se atraviesa el recorrido de la cueva, con una temperatura confortable y húmeda, se llega al final del túnel, un pequeño paraíso conformado por una pequeña playa, de aguas transparentes y una belleza superior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*