Inicio » Lugares que ver en... » Europa » Eslovenia » Las cuevas de Skocjan en Eslovenia

Las cuevas de Skocjan en Eslovenia

Las cuevas de Skocjan en Eslovenia

Si quieres llegar a las cuevas Skocjan en Eslovenia, tendrás que desplazarte desde alguna de las capitales españolas, como Madrid o Barcelona, sin vuelo directo, desplazándote hasta Venecia. Normalmente todo el mundo que va a Eslovenia tiene que hacer varias escalas, siendo un viaje que no muchos se atreven a recorrer por ello. Ya desde allí, tienes que llegar a Brnik, en Ljubljana, desde ahí sí tendrás entonces acceso directo.

¿Qué tiene de especial las cuevas de Skocjan?

Es una de las maravillas de la naturaleza, siendo patrimonio de la humanidad en la misma Eslovenia. Muchas personas de la misma localidad así como de diferentes países acuden a ellas para disfrutar de su tiempo libre en un medio natural totalmente asombroso. Se dice que se han formado hace   millones de años, siendo en un tiempo todavía sin declarar, indeterminado. Es una tierra ideal para estudiar por geólogos, así como por  biólogos, ya que  tiene dentro multitud de formaciones rocosas y relieves dignos de admiración. Hay fósiles, por lo cual también será un método excelente de analizar todas las especies que vivieron en el lugar.

Hay aguas profundas en la cueva, las cuales forman el juego de luces y los reflejos que dejan impactados a los visitantes. Además también hay pequeñas cascadas y el curso de un río denominado como río Reka.

Llegando a las cuevas de Skocjan

Foto: Lars

Siempre es mejor que reserves una visita guiada, en la cual podrás recorrer en menos de dos horas, los puntos más estratégicos de las cuevas, los propios guías te orientarán cuando vayas a realizar la reserva, ya que tendrás que llevar agua así como ropa de abrigo para no pasar frío en las partes más profundas de la cueva en las que llega a hacer mucho frío.

Las partes más fotografiadas de las cuevas de Skocjan son entre otras, el Órgano, una roca que se denomina de esta manera porque tiene la forma de este típico instrumento; la Velika dolina, una de las zonas más asombrosas cuya profundidad sorprende por las partes irregulares de la misma y los recovecos por los que se escapa el agua; así como Murmuring Cave, un punto de la cueva privilegiado, en donde existe un puente natural que se eleva sobre el río Reka. Las estalactitas, son una de las figuras naturales más asombrosas para mirar, ya que durante el tiempo que se iluminan las cuevas se forma una ruta muy especial para recorrer en pareja, así como para admirar y olvidarse de todo lo estresante. Muchos turistas quedan tan contentos de la experiencia, que después visitan las cuevas de Postojna, las cuales se pueden recorrer a pie, aunque ellos te pondrán a tu disposición un tren para poder guiarte en las partes más largas de la misma.  El frío alto (a veces 9º) es uno de los impedimentos que harán que el viaje se disfrute son estar abrigado. Muchas veces necesitarás tanto  botines como chaquetones para poder aguantar todos los tramos más profundos, sin necesidad de pasar una mala experiencia. ¿Te apuntas a verla?

Foto: d.wilesmith

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*