Inicio » Lugares que ver en... » Europa » Italia » La ruta de vinos de la Alsacia

La ruta de vinos de la Alsacia

Ubicación e importancia de los viñedos

  • Los viñedos de Alsacia, están considerados como unos de los más hermosos y productivos de Europa, ya que aquí se elabora entre otras muchas clases de vinos, los blancos riesling, ideales para combinar con todo tipo de recetas de mariscos y pescados, según sean de variedad más seca o dulce podrán ir bien con determinados tipos de aperitivos o carnes magras de pollo.
  • Se encuentran en la parte nordeste de Francia y la ruta de los vinos de la Alsacia se puede dividir en el Bajo Rin y el Alto Rin, pasando por más de 60 municipios diferentes. Es un camino tan apasionante que hoy vamos a centrarnos en sus lugares más interesantes ¡comenzamos!

La ruta de los vinos de la Alsacia

  • Mi recomendación personal es que comiences en Thann hasta Marlenheim. Hay muchas cosas para ver aunque los pueblos con amplios campos de flores y las mismas colinas son dos vistas maravillosas para los sentidos. No tiene desperdicio.
  • Primera parte de la ruta: Los guías tradicionales comenzarán el recorrido en Estrasburgo, partiendo hacia Marmoutier. Además de una preciada abadía y el Museo de historia tradicional, podrás contemplar la arquitectura clásica alsaciana en todo su esplendor. Vale mucho la pena, porque podrás vivir en directo la elaboración del vino a nivel rural. Seguir hasta Marlenheim es todo un placer, para contemplar los campos de flores. Un viaje 10. Si sigues la ruta llegarás hasta Wangen, conocida por presentar las figuras de las murallas, continuando hasta Molsheim, en donde la construcción más famosa es la catedral gótica de los Jesuitas. Ottrott es otra de las paradas que no debes perder, ya que te encontrarás el castillo medieval de Lutzelbourg.
  • Segunda parte de la ruta: Las ruinas medievales de Châtenois serán unas de las más curiosas para contemplar, continuando esta vez hacia Colmar (uno de los pueblos más bellos de Francia) en donde puedes contemplar las Casas de Little Venice, así como innumerables construcciones de carácter religioso, entre ellas monasterios y la colegiata de San Martín. Continuando la ruta llegarás hacia Kintzheim y Bergheim, misteriosos pero curiosos pueblos en los que todavía yacen construcciones medievales defensivas e incluso puntos de observación que te valdrán para ver aves rapaces. En la próxima parada, Ribeauvillé, puedes degustar el mejor vino de la ruta, así como acceder a una de las vistas más espectaculares del viaje, desde lo alto del castillo de St. Ulrich. Toma un tiempo de descanso en los hoteles típicos alsacianos de Riquewïhr, otro de los pueblos más hermosos de la segunda parte del camino. Es un pueblo que se resguarda en una gran muralla, siendo Obertor, la puerta más grande.
  • Tercera parte de la ruta: comenzar por lugares tales como Rouffach así como por la villa de Soultzmatt, serán uno de los intereses principales. En la primera podrás contemplar diversas torres así como casas antiguas tradicionales donde ver el proceso de elaboración del vino. En la segunda, degustar los vinos más encantadores como el riesling o el gewurztraminer, será una experiencia 10 para los amantes de la buena gastronomía. Los baños medicinales serán otras de las atracciones más populares con sus spa y termas.

Fotos: Ilovebutter, Giuseppe