Inicio » Lugares que ver en... » Europa » Turquía » ¡Vamos a Göreme!

¡Vamos a Göreme!

Lo principal: ¡descubre Göreme!

Cuando hablamos de Göreme, nos referimos a un grupo de valles que se encuentran en la región de Capadocia, en Turquía. Para llegar hasta allí, puedes viajar de manera directa hasta Estambul, desde las principales ciudades españolas. Ya en Estambul, es fácil tomar el autobús hacia Göreme, ya que hay varios horarios repetidos durante todos los días, ofreciéndole al turista gran movilidad.

¿Qué ver en Göreme?

  • Cuando se llega a Göreme lo que más sorprende es su ubicación. Está en un valle precioso y su arquitectura es de lo más peculiar, te encontrarás pequeñas casas bañadas en color blanco con un aspecto rústico y de cuento, algunas de ellas están creadas en las rocas, siendo excavaciones en las que se aprovecha la montaña de manera natural. Las rutas en bici o motocicleta son muy recomendables así como ver los cambios del sil en las “chimeneas de hadas” así denominadas por sus formas irregulares y el halo de luz que desprenden. Sin duda, la temperatura y la calidez térmica de las mismas, hace que no veas de la misma manera las casas equipadas con calefacción artificial.
  • Gorome en globo

  • Si amas las actividades al aire libre, tras la caminata por el pueblo, no dejes de sumarte a las rutas en globo, que te permitirán vivir la experiencia de contemplar la belleza de la zona de una manera única. Hay varias compañías especializadas distribuidas por la zona de lanzamiento de los globos y en el pueblo, aunque la más popular se llama “Urgup Balloons” y “Kaya Balloons“.
  • Tras el vuelo (depende de las empresas que contrates, pero la mayoría de la duración de los mismos es de 2 a 4 horas en total) no dejes de pasarte por el Mirador Sunset Point de Göreme, punto de encuentro de decenas de personas que desde lo más alto quieren observar el atardecer o el amanecer, contemplando el pueblo al completo.
  • El Museo al Aire Libre de Göreme también será otro de los puntos más interesantes para contemplar con calma, se dice que en las cuevas existieron templos sagrados que quedaron detallados por varias pinturas en relieve, que se guardaron en las paredes de estas mismas estancias naturales. ¡Impresionante!
  • Ya para comer, no dejes de acercarte hasta el Topdeck Cave Restaurant, en donde podrás tomar desde platos de feta rebozados, hasta postres como el siempre típico y delicioso baklava (una masa fina y crujiente bañada en almíbar y mantequilla derretida con frutos secos)
  • Para alojarte tienes (por ejemplo) Cappadocia Caves Suites, un destino de lujo, con 36 habitaciones diferentes que se ubican en las cuevas, ambientadas con decoraciones tradicionales europeas o el puro ambiente oriental turco, de lo más exótico y embriagador. También podrás acercarte hasta Kelebek Special Cave Hotel, además de cuidar los menús, contienen habitaciones con chimenea, que las dota de una magia superior al estar también ubicadas en las cuevas. Por supuesto no debes irte sin acudir al hamam o baño turco, ya que tu piel se quedará como nueva.
  • Si quieres descubrir un poquito más Capadocia y tienes algún día más de viaje, ve hacia Gulsehir, el lugar de los primeros yacimientos e indicios de población así como Uchisar, el castillo romano que crearon trabajando las rocas. Derinkuyu, te sorprenderá por esconder una ciudad subterránea, digna de exploración ¡está a aproximadamente 30-40 minutos en vehículo de Göreme! Un viaje lleno de aventuras que te puede sorprender hasta el último paso, ¡comparte!
  • Fotos: Arlen Tees

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *