Home » Lugares que ver en... » España » Asturias » Conoce la Reserva Natural de Muniellos (Asturias)

Conoce la Reserva Natural de Muniellos (Asturias)

La Reserva Natural de Muniellos y su bosque es un lugar plagado de magia, ya que embriaga desde el primer momento con sus rutas de senderismo, sus transparentes cascadas, sus arboledas y su fauna, ya que en ella existen especies protegidas tales como el urogallo, el lobo o el oso. Tiene la mención de Reserva Biológica desde el año 1982, estando protegida por la Unesco.

Tiene una particularidad y es que hay que pedir un permiso especial para poder acceder a la Reserva, en la sede del Gobierno del Principado de Asturias mediante la página oficial en internet de www.asturias.es, por teléfono o en las mismas instalaciones de atención al ciudadano en Oviedo. Pueden solicitar el permiso tanto personas individuales como parejas o grupos.

Recuerda tramitar tu solicitud semanas antes y proporcionar la información que te indiquen, como la fotocopia del DNI y tus datos personales, que indicarán un teléfono de contacto, dirección de contacto y el nombre completo, por regla general.

Muniellos

¿Dónde está la Reserva Natural de Muniellos?

La Reserva Natural de Muniellos está ubicada en la zona Suroccidental de Asturias, está gestionada y protegida por el Principado de Asturias. En la misma tienes a tu disposición una zona de exploración que ronda algo más de los 59 kilómetros cuadrados con diferentes sendas o rutas para investigar en las cuales reposan los ríos Tablazas y el río Muniellos.

¿Qué ver en la Reserva Natural de Muniellos?

Una de las atracciones de la Reserva es el glaciar de la Candanosa. No puedes perderte las rutas de senderismo que ofrece, ya que si las planificas bien desde las semanas anteriores o si contratas un guía puedes descubrir algunas de las caminatas más magníficas y bellas de la Reserva, comenzando por las lagunas del Pico de la Candanosa, en donde podrás andar por senderos verdes con regatos de agua, que te conducen hacia la laguna de la Fonda, La Peña o la Isla.

Todas estas lagunas hacen que el trayecto sea una experiencia muy especial, con la cual sentirse en pleno contacto con la naturaleza más preciada y en pleno estado virgen, destacando diversos montes como el de Valdebois que linda con Ibias o los montes de “La Viliella” que rozan el límite con Cangas del Narcea. En los bosques de la Reserva hay conjuntos de cuarcitas en fragmentos repartidos por las piedras y rastros de antiguos glaciares, lo que hace que también posean un ambiente muy místico y misterioso.

En la Reserva también existe uno de los robledales más sorprendentes de España y la Unión Europea con árboles conservados en una salud óptima desde la antigüedad, algunos de ellos gigantes, alcanzando los seis y siete metros de diámetro.

¿Qué se puede hacer en la Reserva?

Además de la exploración de la fauna y la flora, puedes realizar rutas de senderismo (como te comenté antes) y participar en las actividades de investigación para escolares y universidades, siempre con la previa reserva de la solicitud.

Tampoco puedes perderte la observación de los bosques de zarzas, musgos, líquenes y brezos, los hongos en estado más salvaje y los animales más representativos de la fauna española asturiana como el oso pardo cantábrico, el zorro o el jabalí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*