Home » Lugares que ver en... » Europa » Austria » Austria: ¿qué ver? 5 Ciudades que no debes Perderte y visitar!

Austria: ¿qué ver? 5 Ciudades que no debes Perderte y visitar!

que ver en Austria

Austria…Tanto en invierno como en verano

Austria es un país que ofrece mil y una posibilidades, desde visitar ciudades de aire señorial hasta recorrer excepcionales parajes naturales o practicar deportes al aire libre. Una estancia en este bello país se convierte en una experiencia inolvidable, cualquiera que sea la época del año en que la visitemos.

Los aeropuertos de Viena, Salzburgo, Innsbruck y Linz cuentan con vuelos internacionales, aunque llegar en coche hasta Austria tampoco es difícil, ya que tanto este país como los limítrofes cuentan con una excelente red de autopistas.

En cuanto a temperatura, la media anual en Austria es de unos 7º C. La mejor época para visitarla es de mayo a septiembre. La primavera y el otoño son templados, mientras que el verano cuenta con temperaturas muy agradables. La temporada de nieve dura hasta mayo, y abril y noviembre son los meses más lluviosos.

Principales ciudades que ver en Austria

Viena es la ciudad imperial y constituye una de las mejores ofertas culturales de Europa. Visitar la Ópera y dar un paseo por la Ringstrasse, que rodea el casco histórico de la ciudad, es obligado. El Palacio de Schönbrunn, tan majestuoso por dentro como por fuera, y el Palacio Balvedere son dos joyas de la arquitectura barroca. Si te gustan los museos, los más visitados son el de Bellas Artes y el Sigmund Freud.

El nombre de Salzburgo viene ligado, ineludiblemente, con la música. Merece la pena pasear por el corazón de la ciudad y contemplar los preciosos edificios con excepcionales fachadas y tejados barrocos. La Catedral, la Iglesia Franciscana, y la Abadía de St. Peter, con sus inquietantes catacumbas, constituyen tres ejemplos de arquitectura religiosa de visita obligada.

Para realizar las mejores fotografías de Salzburgo hay que acudir a la Fortaleza de Hohensaluzburg, a la que se puede subir en pie o en funicular. Y si te gusta la música clásica no dejes de visitar la Casa de Mozart, en la Makartplatz, donde el músico vivió durante siete años.

Innsbruck es una ciudad que acoge a amantes del esquí, aunque también cuenta con preciosos recorridos turísticos por la ciudad, donde se suelen visitar el Goldenes Dacha (Tejadillo de Oro), la Iglesia Imperial y la Catedral de St. Jacob. Y para disfrutar de la naturaleza en estado puro, nada mejor que visitar el Parque Nacional de Hohe Tauern, donde podremos observar el pico de Grossvenediger, rodeado de glaciares y siempre cubierto de nieve, y las cataratas Krimml.

Otras opciones son visitar Graz(con un precioso casco histórico), Melk (donde destaca la abadía benedictina del siglo XVIII y el castillo de Dürnstein, la zona de Salzkammergut (con el lago Hallstättersee en Hallstatt) y Bad Ischl (una preciosa estación termal).

Deporte y gastronomía en Austria

La calidad de la nieve y las magníficas instalaciones convierten a Austria en un paraíso para los amantes del esquí. En el Tirol se puede realizar senderismo, tiro con arco, rafting y parapente. Otra opción es practicar deportes náuticos en algunos de los numerosos lagos del país. Vayas donde vayas podrás disfrutar de rutas de bicicleta. En cada estación de tren de las grandes ciudades existen oficinas de alquiler, lo que merece la pena, especialmente en verano.

En cuanto a la gastronomía, en Austria abundan los platos de caza y los dulces, con un riquísimo chocolate para los más golosos. Muchos de los platos tradicionales tienen influencia de otros países, como el goulash o el chucrut.

En Viena hay muchísima variedad culinaria. Un buena opción, si se busca un restaurante de lujo, es Korso, en el hotel Bristol, mientras que Wrenkh es el vegetariano con más fama de la ciudad. Si quieres probar la gastronomía centroeuropea puedes acudir a Karl-Rudolf Obauer, en Wefen, mientras que el Café Winkler, en Salzburgo, ofrece excepcionales vistas. La cocina tirolesa es la especialidad de Gasthof Zum Schwan, en Innsbruck, pero si deseas probar platos típicamente austriacos nada mejor que dirigirse al Café Central de Innsbruck.

Hoteles

Hoteles destacados son:

– El Schloss Mönchstein de 5 estrellas situado en Moenchsberg Park 26, Salzsburgo.

Lukashansl Hotel Bruck an der Grossglocknerstrasse en Salzburgerstrassie – 1, Bruck an der Großglocknerstraße.

– El Tourotel Roter Hahn, en Landstrasser Hauptstrasse 40, Viena. Muy céntrico y cuenta con 46 habitaciones.

Qué hacer en Austria: actividades que no hay que perderse

Hay determinadas actividades que no debes perderte cuando vayas a Austria. Pasar un día esquiando es una de ellas. Una jornada que se puede completar degustando una auténtica wiener schnitzel o una salchicha típica vienesa.

Durante el verano, se puede caminar sobre glaciares y realizar descenso de barrancos, además de preciosas jornadas de senderismo en los Alpes austriacos. Si puedes asistir a una representación en la Ópera de Viena o dar un paseo por los jardines del Palacio de Schönbrunn, también en la ciudad imperial, no te arrepentirás.

Puedes probar un café y una tarta en el Hotel Sacher, donde se inventó el pastel del mismo nombre, o bien acudir al Festival Internacional de Salzburgo, que se celebra todos los años desde finales de julio a finales de agosto.

Tampoco hay que perderse una jornada de compras, especialmente si durante nuestra visita nos topamos con un mercadillo local. Allí podrás encontrar objetos de porcelana o cristal, bordados, material de esquí, madera tallada, jamón ahumado y aguardientes, sin olvidar los deliciosos chocolates, presentes en todas las épocas del año.

Austria un gran país para conocer y visitar en pareja o con la familia

5 Comentarios

  1. Uno de los lugares más interesantes es el Tiergarten, el zoológico más antiguo del mundo. Alrededor de 750 animales de todas las formas y tamaños viven en este zoo, incluyendo pandas gigantes (los cuales llegaron en 2003), emúes, armadillos y tigres. Para los amantes de la musica clásica un sitio de interés es la Mozarthaus Viena, la residencia donde el gran compositor Mozart vivió durante dos años y medio. Este museo cuenta con diferent plantas donde el visitante puede aprender más sobre la vida y la personalidad de este gran compositor.

  2. Lo que más me gustó de Viena, fue el Ringstrasse. Es una avenida que rodea el centro de la ciudad, donde a cada paso te encuentras palacios y edificios espectaculares. Allí podéis ver el edificio del parlamento austriaco, que es impresionante.

  3. Si viajáis con niños, la excursión a las minas de Hallein será una divertida atracción. La visita por las canteras es todo un parque temático, te llevan en un pequeño tren mientras te explican toda la historia de las minas (eso si, si sólo hablas español no te enterarás de nada), hay toboganes que bajan de un piso a otro, un lago subterraneo que se cruza en un barco…. Vamos lo justo para pasar un día divertido en familia. La entrada cuesta 18€ por adulto y 9€ por niño, aunque hay ofertas para familias.

  4. No podéis perderos la visita a la cueva de hielo de Esriesenwelt situada en las montañas de Tennen, y que es la gruta de hielo más larga del mundo, con 42 kilómetros de longitud. Sólo se puede visitar en verano, y aunque la entrada es algo cara (19€), sin duda merece la pena.

  5. Os aconsejo y recomiendo Burg Hohenwerfen, en el valle del río Salzarch, uno de los lugares más impresionantes de Austria.
    La visita a este Castillo puede resultar una de las excursiones más entretenidas de Austria. Tiene parking y también se puede llegar en tren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*