Home » Lugares que ver en... » Europa » Italia » Sicilia » Qué ver en Sicilia?

Qué ver en Sicilia?

Sicilia, cuestión de carácter.

Sicilia es la principal isla de Italia y la más grande del Mediterráneo. A pesar de que tan sólo la separan tres kilómetros del continente, a través del Estrecho de Messina, todo su bagaje histórico le ha hecho poseedora de un talante propio y único, que el viajero percibe con tan sólo poner un pie en la isla.

En Sicilia pasaremos de la montaña a la playa sin apenas darnos cuenta. La naturaleza le da la mano a la historia para ofrecer al visitante parques naturales, castillos, catedrales y preciosas playas. Multitud de lugares que ver y muchas actividades por hacer en unas vacaciones inolvidables. Imposible aburrirse ante tanta diversidad.

Sicilia
Foto: Andrei-Dragos

Pueblos que visitar en Sicilia

Sicilia es territorio de contrates, fruto de las diferentes culturas que se asentado en la isla, convirtiéndola en su hogar durante siglos. En Palermo no hay que perderse la Mezquita San Giovanni degli Eremiti y el  Palacio Normando. Las catacumbas, el estilo neoclásico del teatro Massimo y la playa de Mondello dibujan la estampa de un día perfecto.

A pocos kilómetros de Palermo está la catedral de Monreale, adornada con elementos árabes, y Cefalú, una localidad que resulta perfecta para quienes gustan del buceo, la escalada y las extraordinarias vistas. Si lo que te apetece es visitar iglesias y castillos, acude a Corneone.

En Trapani hay que pasear sin brújula, contemplar sus molinos o llegar hasta el pintoresco Mercado del Pescado. La localidad de Erice, sin embargo, se asienta sobre un acantilado y refleja sus calles medievales ante un mar en calma. No te pierdas sus atardeceres, magníficos.

Si te interesa la historia puedes acudir a ver los templos del Valle de Agrigento, mientras que en Siracusa te encontrarás con vestigios griegos que todavía hoy conservan todo su esplendor. Lo mismo que ocurre con Taormina y su Teatro Griego, que conforma una preciosa estampa con el volcán Etna al fondo.

¿Qué hacer en Sicilia? Fiestas y actividades al aire libre

Sicilia es amante de sus festejos y sus tradiciones. Es raro el mes que no se celebra una fiesta local, desde las fiestas religiosas patronales, como Santa Ágata (Catania) o la Semana Santa de Trápani, hasta fiestas paganas, como los Carnavales, que son muy celebrados en estas tierras.

Si quieres revivir tiempos de conquista puede visitar cualquiera de las pequeñas islas situadas frente a la costa siciliana, como las islas Eólias, las Egades, Pelagias y Ústica. Allí podrás practicar submarinismo y admirar sus preciosos fondos marinos. Muchas de ellas no están muy explotadas turísticamente, por lo que regalan momentos de tranquilidad alejados de las grandes masas.

Si, por el contrario, prefieres paisajes más agrestes, es obligada una visita al volcán Etna, que en griego significa “Gran Horno”. Con más de 300 cráteres y cuatro chimeneas en activo, el Etna es, con sus 3.323 metros de altura, el volcán más activo de Europa, si bien no hay sido muy destructivo. Sus fumarolas constituyen un espectáculo inolvidable, especialmente al atardecer.

Otra opción para los más aventureros es adentrarse por cualquiera de los parques naturales de Sicilia a caballo, lo que se convierte en una experiencia cansada pero inolvidable, o bien realizar una de las rutas del vino que proponen los servicios turísticos de la zona.

Playas de Sicilia

En la parte occidental de la isla están las impresionantes playas de arena fina y blanca de Scala Dei Turchi y Siculiana Marina, en la provincia de Agrigento y muy cerca de Porto Empedocle. La primera posee una serie de terrazas naturales esculpidas por el viento y las olas. Algo más al norte hallamos Torre Salsa y Eraclea Minoa, playas de dunas de varios kilómetros de longitud.

Dónde comer y dormir en Sicilia

Sicilia posee buenas autopistas. Además, son gratuitas, por lo que alquilar un coche en la isla se convierte en una magnífica opción para recorrerla, lo que te permitirá pernoctar cada día en un lugar diferente.

La gastronomía siciliana es variada y, ante todo, muy sana, pues se basa en la dieta mediterránea. El pasado de Sicilia se refleja hoy en día entre los fogones, puesto que esta cocina tiene influjos griegos y árabes, lo que se observa en el uso de especies, el gusto por el agridulce y los platos de arroz. La mantequilla casi no se utiliza, pues se prefiere el aceite de oliva y los productos de la huerta.

Hotel San Domenico
Hotel San Domenico

No te pierdas los riquísimos falsomagro (chuleta rellena de jamón, queso y huevo) o los inoltini alla palermitana (rellenos de una pasta con uva pasa, piñones y queso, entre otros ingredientes). También está muy rico el couscous al pesce (cuscús de pescado), y si acude a Erice, es imperdonable no probar los dulces de la Pasticceria Artigianale Gammatico Maria.

La Lámpara y Turi Finocchiaro, ambos en Catania, son perfectos para probar las especialidades locales, regadas de un buen vino. Los quesos de oveja, los riquísimos helados y sorbetes, y el cannole (una especie de rollo relleno de requesón), son algunos de los postres preferidos tanto por locales y foráneos. Lista de restaurantes aquí (con opiniones).

La oferta hotelera de Sicilia es suficiente para adaptarse a todos los gustos y bolsillos. Existen preciosos hoteles, como Des Palmes (Palermo), o Villa San Andrea y San Domenico (Taormina). Si quieres un hotel donde prime la comodidad, entonces acude a Politeama (Palermo).

4 Comentarios

  1. Los mosaicos normandos de la catedral de Monreale son simplemente impresionantes y representan escenas de la vida de Jesucristo. Otro lugar muy interesante es “La Scala”. Cada escalón de esta escalera tiene una tipo de baldosa cerámica diferente, las cuales brillan por la noche. Los yacimientos arqueológicos de Agrigento, sitio situado en la costa occidental, son también increibles, puesto que sus templos antiguos cuentan con columnas enormes, altares, estatuas, etc.

  2. Para todos los aficionados al senderismo, hay excursiones guiadas para visitar el Etna. Hay que tener una buena preparación, porque la subida se hace muy dura. Espectaculares las que hacen al atardecer, descendiendo con linternas en total oscuridad. Hay varias empresas donde contratarlas. Rondan los 50€ por persona. Por supuesto, imprescindible calzado de montaña y ropa de abrigo, aunque vayáis en verano.

  3. Resulta espectacular el Teatro Mássimo de Palermo. Por dentro es el teatro más impresionante que he visto, teniendo un aforo de más de 3.000 personas. Hay visitas guiadas para visitarlo. No recuerdo cuánto costaba pero andaba en torno a los 5€.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*