Home » Lugares que ver en... » Asia » Japón » ¿Qué ver en Nara y Nagasaki en Japón?

¿Qué ver en Nara y Nagasaki en Japón?

Japón es uno de los países más ancestrales, dinámicos e interesantes del globo. En sus ciudades no sólo puedes encontrar multitud de guiños a la cultura occidental con sus múltiples ofertas de ocio y espectáculos, sino que también puedes visitar todo tipo de templos y complejos, tanto budistas como sintoístas, aprendiendo acerca de la religión del país. Visionario, moderno, clásico, vanguardista, Japón es uno de esos países que tienen todas las cualidades para que los viajantes se sientan bien, sean del país que sean. ¿Estás preparado/a para nuestra ruta personalizada? ¡Allá vamos!

Comenzamos el viaje por Nara:

  • Nara se encuentra en la prefectura del mismo nombre en Kansai, Honshû. Es muy fácil llegar en avión desde las ciudades principales y la capital del país, ya que todo está muy bien comunicado. Si entiendes inglés, no tendrás problemas, para tomar los trenes que conectan con los trenes principales, no te fijes en los signos kanji, ¡ya que terminarás mareado/a!
  • Nuestra primera parada es “Kôfuku-ji” uno de los templos más llamativos del país. Recuerda que para llegar hasta él, deberás bajarte en la estación de Kintetsu. Su estructura con una pagoda de cinco niveles, única en el mundo así como los museos, hacen que un largo paseo sea muy placentero y agradable, tanto para admirar su belleza como para aprender.
  • Hay un lugar de Nara que embriaga especialmente y ese es el complejo del templo Tôdaiji. Dentro del templo puedes ver al Gran Buda Sentado, las vistas que puedes contemplar desde la construcción de Nigatsudo (de toda la ciudad) son impresionantes con una panorámica de ensueño. Por si esto no fuera poco, el gran parque de los ciervos, es un lugar muy tranquilo y especial para darles de comer y venerar a la naturaleza, algo sagrado para los sintoístas. Kasuga Taisha, se encuentra también en el recinto, aunque es un templo mucho más pequeño y sintoísta, ofrece unos alrededores para pasear que maravillan, pudiendo hacer ofrendas para atraer la suerte en el mismo monumento religioso.
  • El templo Yakushiji, es imagen de muchas de las postales más populares de Japón. En la época del florecimiento de los Sakura (cerezos) podrás contemplar las bellas imágenes de estos árboles desde allí, siendo un festejo muy típico de Japón. Sus varias plantas hace que puedas contemplar todas las vistas de la ciudad, recreando una experiencia fascinante.
  • Si eres curioso/a, no te pierdas el viaje hasta el valle de Asuka, destaca por mostrar y conservar antiguas tumbas así como esculturas y recreaciones de restos de navíos. Cerca está Okadera o el templo de la colina, mostrando toda la magia y secretos de los lugares sagrados del antiguo Japón.

Y terminamos en Nagasaki:

  • Ya en Nagasaki, al sur del país, no te pierdas el Parque de la Paz, monumento de respeto y homenaje a las víctimas de la bomba nuclear. Sus esculturas impactan por su sensibilidad y la emoción que logran comunicar, pudiendo ver hombres que alzan las manos al cielo, clamando las bendiciones y el bienestar del pueblo.
  • Nagasaki
    Nagasaki
  • Nagasaki es hogar también de las aventuras, ya que en el Monte Inasa, puedes tomar el teleférico para vislumbrar desde lo alto las vistas panorámicas de la ciudad y te prometo ¡que son espectaculares!
  • Si no temes a los escenarios tenebrosos, acércate hasta Gunkanjima, una ciudad desolada y abandonada por los tifones, en donde existían todas las construcciones necesarias para vivir, pero que tristemente, se quedó abandonada, por sus cualidades climatológicas. Todavía se conservan todos los edificios ¡pero nadie vive allí!
  • Si quieres comer algo, acércate al barrio chino, ambas culturas conviven a la perfección, encontrando los mejores platos de la gastronomía asiática. De hecho, el templo dedicado a Confucio, es también otro ejemplo, de cómo pueden existir todavía las influencias más clásicas del taoísmo y también la cultura china. ¡Como ves un viaje inspirador y muy bello!

Fotos: Linda & Lawrence (LL Photography),

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*