Inicio » Lugares que ver en... » Asia » Polinesia » ¿Qué visitar en Polinesia? Bora-Bora, Tahití, Moorea

¿Qué visitar en Polinesia? Bora-Bora, Tahití, Moorea

¿Qué ver y hacer en Polinesia?

“Maeva”, bienvenido. Ésta es la palabra en estas islas de los Mares del Sur. La hospitalidad de los nativos es tanta que incluso se molestan si alguien intenta darles propina. Los polinesios han resistido la invasión de las costumbres occidentales manteniendo intacta la mayor parte de sus tradiciones ancestrales y haciendo de las islas uno de los ultimos paraísos.

Puede sonar a tópico, pero si hay algún lugar en el mundo dónde podrse escapar en busca de tranquilidad absoluta, olvidando la civilazación, dónde se pierde por completo la noción del tiempo, ése es la Polinesia francesa. Aquí no existe el invierno y la naturaleza proporciona todo lo que puede necesitarse. Es un mundo de ocio dónde llenar las horas de ocio parece el principal problema.

Compuesta por 5 archipiélagos, que agrupan 130 islas desparramadas por el oceáno Pacífico en una extensión de 4 millones de km cuadrados, de los que sólo 4.000 son de tierra firme, la Polinesia francesa posee una peculiar herencia histórica y cultural. Los 5 archipiélagos que la forman son los de: Tuatmotou, Marquesas, Australes, Gambier y las islas de la Sociedad. Estas últimas recibieron el nombre por parte del capitán Cook por la relativa proximidad entre ellas, son las mas conocidas y sus nombres mas familiares: Tahití, Bora Bora; Moorea, Huahine, Raiatea

Tahití
Tahití

Hay que estar preparado para un largo vuelo. Una vez en tierra, el frenético mundo que nos es mas próximo, desaparece. Todos los que han pasado por aquí, desde los primeros exploradores del siglo XVIII, sólo han tenido palabras de elogio para la belleza de sus paisajes, de su vegetación y de sus pobladores. Escritores como Stevenson o Jack London, pintores como Gauguin o Matisse, y el cine americano han contribuido con sus obras a difundir por el mundo el nombre y la imagen de estos pequeños paraísos.

Tahití es la isla principal de la Polinesia francesa. En ella viven 180.000 de los 250.000 habitantes de las islas.
Su capital es Papeete, una ciudad bullicosa y llena de ruido.

La mayor parte del tiempo en estas islas se pasa en los hoteles , junto a las piscinas o en la playa. Hoteles típicos polinesios, que aparecieron por primera vez en la isla de Moorea yq ue ahora se han extendido por todo el sur del Pacífico. Están formados por bungalows esparcidos entre la vegetación o en la misma playa, y algunos los mejores y mas caros, construidos sobre pilotes encima de las aguas poco profundas de las lagunas y, en algunos casos, con suelo transparente que permite ver el fondo.

Pero si las playas y el mar son envidiables, no lo es menos el interior, dónde una vegetación abundantísima rodea cascadas y torrentes, en un entorno natural sorprendente en el que abundan los cultivos de piña y de vainilla, y sobre todo, las flores de vivos colores entre las que destaca la gardenia, emblema de la Polinesia, que adorna y realza la belleza de las nativas.

1) Tahití

Tahití: por unos 60 euros se puede recorrer la isla en autobús. Pero aconsejamos alquilar un coche por un poco mas y visitarla con mas tranqulidad.

La costa norte presenta paisajes mas abruptos. Allí está la punta de Venus, donde embarcó el primer hombre blanco, Pedro González de Quirós, 1606. Por toda la isla hay cascadas, profundos valles y magníficos escenarios naturales. Es imprescindible visitar el museo Gauguin donde se conservan algunas de sus obras y recuerdos de su vida en la isla.

En Papeete, la capital, es muy interesante el museo de Tahití y sus islas, dedicado a la historia y la cultura de la Polinesia. También el mercado, muy cerca de la catedral católica, donde a primera hora de la mañana los nativos comercian con productos locales.

Actividades en Tahití

Una excursión alrededor de la isla, visitando sus lugares de mayor interés (Jardín botánico, museo Gauguin, el Lagonarium) cuesta unos 60 euros por persona incluyendo la comida.
El precio medio de un vuelo de media hora en helicóptero sobre acantilados, valles, cascadas y por los picos del interior de la isla, unos 200 euros. Una excursión en una barca con fondo de cristal para ver corales (unas 2 horas) unos 25 euros.

2) Moorea

En Moorea, a tan sólo 17 km de Tahití, hay que recorrer la isla con sus bellos paisajes y su flora espectacular. Conviene subir al mirador desde el que se dominan las bahías de Cook y Oponohu.

Actividades en Moorea

Un safari fotográfico en jeep por la isla cuesta unos 60 euros por persona y una excursión al monte Belvedere, para descubrir un templo Marae y ver la panorámica de la isla desde los alto del volcán, unos 25 euros.

Moorea
Moorea

3) Bora Bora

En Bora Bora bautizada como la isla mas bella del mundo, se dan cita los tópicos de los mares del sur. Lo principal son playas blancas y su mar azul, con islotes protegidos por barreras coralinas que originan una laguna de corales increíbles que van del turquesa al amatista. Dominándolo todo, 2 picos volcánicos, que surgen como torres en el interior, con una vegetación de ensueño. Su perimetro, de sólo 32 kilómetros, está recortado por preciosas bahías.

Actividades en Bora-Bora

Se puede hacer un recorrido en barco por la laguna o algunos de los islotes que la circundan. La hora mas recomendable para hacerlo es el atardecer, justo a la puesta del sol. No deje de asistir, el domingo, a algún servicio religioso donde acuden las nativas vestidas con sus mejores galas y sus espectaculares sombreros. También hay excursiones para ver tiburones.

El resto de las islas de este archipiélago (Huahine, Raiatea, Rangiroa…) son también de una gran belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*