Inicio » Lugares que ver en... » España » Costa Brava » 16 Pueblos de la Costa Brava con playa y calas

16 Pueblos de la Costa Brava con playa y calas

Descubra los destinos de playa más imprescindibles de Cataluña

De la Costa Brava al litoral de Tarragona, la costa catalana ofrece grandes atractivos.

Con 580 kilómetros de costa y centenares de playas, Cataluña es uno de los mejores destinos para disfrutar del sol y el Mar Mediterráneo. El buen tiempo está asegurado casi todo el año y hay opciones para todos los gustos: desde las recónditas y virginales calas de la Costa Brava a las extensas y animadas playas de la Costa de Barcelona y la Costa de Tarragona. A continuación encontrará una pequeña selección de los mejores destinos de sol y playa en la costa de Cataluña.

16 Pueblos que ver en la Costa Brava

La Costa Brava abarca el norte del litoral catalán desde Blanes hasta la frontera con Francia, en la provincia de Girona. Se caracteriza por un paisaje agreste y escarpado, salpicado de pueblos de pescadores. La riqueza natural y cultural de la zona cautivó a artistas como Picasso o Dalí.

1) Cadaqués: el destino turístico más al norte de la Costa Brava, a pocos kilómetros de la frontera con Francia. Es un encantador pueblo de casas blancas y barcas de pescadores donde se ubica la Casa Museo de Salvador Dalí, que se instaló en esta zona. También es la puerta de entrada al Parque Natural del Cabo de Creus y por ello dispone de algunas de las mejores calas de Cataluña.

Cala-Montjoi-Roses
Cala-Montjoi-Roses

2) Roses: también está en el Cabo de Creus pero ha experimentado un mayor desarrollo turístico, aunque conserva gran parte de su encanto. A cambio, dispone de una amplia oferta turística, gastronómica y cultural, sobre todo en verano. Cuenta con una larga playa de arena muy bien cuidada y con numerosas calas escondidas. Aquí se ubica el restaurante El Bulli de Ferrán Adrià.

3) L’Escala: otro pueblo de la Costa Brava bien conservado, famoso por sus múltiples playas y calas. También se pesca en esta zona la famosa Anchoa de La Escala, un manjar exquisito. Además, se puede degustar un suculento Suquet de Pescado que atrae a los mejores gourmets. En este municipio se hallan asimismo las fascinantes ruinas de la ciudad greco-romana de Ampurias.

4) L’Estartit: un destino puramente de playa que depende del municipio de Torroella de Montgrí, situado en el interior. Lo mejor es disfrutar de la playa y las actividades náuticas de L’Estartit durante el día y por la tarde ir a visitar la cercana Torroella de Montgrí, pueblo medieval con un gran encanto. Desde L’Estartit también se puede acceder a la reserva marina de las Illes Medes.

5) Begur: este pequeño pueblo de pescadores cuadruplica su población en verano, si bien conserva un considerable encanto. Si no encuentra sitio en su concurrida Playa de Sa Tuna, lo mejor es perderse por las increíbles calas que rodean al municipio, como la de Aiguablava. En esta playa se sitúa además un magnífico Parador Nacional y el pueblo cuenta con un notable castillo medieval.

6) Palafrugell: encantador pueblo marinero que concentra 12 kilómetros de algunas de las mejores playas de la Costa Brava. Su magnífico fondo marino lo ha convertido en un destino favorito de los submarinistas. En la cercana población de Calella de Palafrugell, que depende del municipio, se celebra cada verano un recital de habaneras, así como el famoso Festival Musical de Cap Roig.

Calella Palafrugell
Calella Palafrugell

7) Palamós: el tercer puerto comercial de Cataluña es también un importante enclave marinero donde se pesca la sabrosa Gamba de Palamós. El pueblo cuenta con diversas iglesias y monumentos de las épocas románica y gótica, además de un mercado semanal de productos de la zona. No se pierda la subasta de pescado diaria en el puerto, ni la Ruta de La Fosca que recorre su litoral.

8) Platja d’Aro: este pueblo antaño pequeño ha tenido un fuerte desarrollo turístico, por lo que dispone de una gran oferta hotelera, de ocio y restauración. También cuenta con ocho playas para todos los gustos, desde calas recónditas a grandes extensiones de arena con todos los servicios. En verano acoge muchas actividades culturales y musicales, además de una gran vida nocturna.

9) Sant Feliu de Guíxols: a medida que descendemos hacia el sur, la Costa Brava pierde su fiereza y las poblaciones se vuelven más extensas. Sant Feliu de Guíxols es un buen ejemplo de ello: una ciudad con espléndidas playas, intensa vida cultural, edificios modernistas y góticos, etc. El municipio también acoge en verano el prestigioso Festival Internacional de la Porta Ferrada.

9) Lloret de Mar: el gran polo turístico de la Costa Brava, animado todo el año por la presencia de turistas atraídos por sus magníficas playas y su intensa vida nocturna. Pero Lloret es mucho más que eso: tiene las ruinas de un poblado íbero, edificios modernistas, hermosos jardines, mansiones de indianos, un mercado medieval y bellos miradores y caminos de ronda para dar largos paseos.

10) Blanes: la puerta de entrada de la Costa Brava combina extensas playas con un entorno natural privilegiado, a pocos kilómetros de Barcelona. Es especialmente conocida por el concurso internacional de fuegos artificiales que se celebra en julio, el mayor de Europa. También dispone de un interesante castillo y de dos románticos Jardines Botánicos para guarecerse del sol.

Pueblos de la Costa de Barcelona

Las playas catalanas no terminan ni mucho menos en la Costa Brava. En la provincia de Barcelona existen varios destinos muy recomendables, que cuentan con la ventaja de estar más cercanos a la capital y disponer de comunicaciones más fáciles. Las playas también suelen ser más amplias.

1) Calella: después de la Costa Brava, Calella se sitúa como el siguiente gran núcleo turístico. Atrae a turistas de toda Europa, así que dispone de una gran oferta hotelera y de ocio. Las playas también son excelentes y están bien conservadas a pesar del desarrollo urbanístico. Cuenta con una larga calle peatonal llena de tiendas, un bello faro y varios parques. Todo a 50 kilómetros de Barcelona.

2) Mataró: capital de la costa norte de Barcelona, es un municipio repleto de atractivos y no muy explotado turísticamente. Dispone de una larguísima playa, todo tipo de comercios y servicios y varios centros comerciales. Entre los lugares de interés destacan las ruinas de la villa romana de Torre Llauder y la Ruta del Modernismo. También cuenta con un importante patrimonio industrial.

Sitges
Sitges

3) Sitges: inmediatamente al sur de Barcelona se sitúa esta población famosa por su inconfundible silueta, su Festival de Cine Fantástico, el ambiente tolerante y abierto, la gastronomía y las playas. Dispone de algunos de los hoteles más grandes de la zona, mucha vida nocturna y un importante puerto deportivo. Su encanto ha atraído a muchos residentes de elevado poder adquisitivo.

Pueblos de la Costa de Tarragona

Prácticamente todo el Sur de la costa catalana es una sucesión de playas de fina arena y aguas cálidas, que no llegan a saturarse ni en agosto pese a la afluencia de millones de visitantes. En esta parte de Cataluña el buen tiempo está prácticamente asegurado, así como la diversión.

1) Calafell: destino turístico por excelencia de la costa de Tarragona, es un extenso municipio de interior que incluye los núcleos costeros de Segur de Calafell y Playa de Calafell. Ambos están repletos de hoteles y sobre todo de apartamentos para alquilar. La población cuenta con un antiguo sanatorio transformado en balneario de lujo, además de muchos bares y locales de ocio familiar.

2) Torredembarra: esta población eminentemente turística destaca por sus espléndidas playas de arena fina y dorada, equipadas con todos los servicios. Tiene además otros atractivos turísticos como la antigua muralla, el castillo reconvertido en Ayuntamiento y las recónditas calles del casco antiguo, que conserva varios edificios de los siglos XVIII y XIX. Ambiente marcadamente familiar.

3) Salou: la capital de la Costa Dorada, animada casi todo el año por grupos de turistas europeos que llenan sus numerosos hoteles, apartamentos y campings. Junto a sus largas y extensas playas, dispone de una gran oferta de ocio diurno y nocturno, que se completa con el cercano parque de atracciones de Port Aventura. Queda a un paso de Tarragona y su importante patrimonio romano.

Un comentario

  1. De la Costa Brava aún recuerdo mis vacaciones de verano hace años en Bagur. Era un pueblecito encantador, y con unas playas impresionantes y bastante tranquilas comparadas con las de pueblos cercanos. De todas formas hace bastantes años de esto, espero que la masificación no les haya alcanzado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*