Home » Lugares que ver en... » España » Que ver en los Pirineos…

Que ver en los Pirineos…

Los Pirineos son una cordillera montañosa situada al norte de la Península Ibérica, sirviendo de frontera natural entre España y Francia. Desde el cabo de Creus (en el mar Mediterráneo) hasta el golfo de Vizcaya (en el mar Cantábrico), los Pirineos se extienden a lo largo de 415 km., llegando a tener un ancho de 150 km.

En su parte sur (en España), los Pirineos pasan por Navarra, Huesca, Lérida y Gerona. Y es que, como sabes, los Pirineos suponen una de las cadenas montañosas más bonitas que ver e importantes de España, encontrando picos de más de 3.000 metros de altitud (el Aneto, 3.404 m.; el Posets, 3.375 m.; el Monte Perdido, 3.355 m.; el Pico Maldito, 3.350 m.; el Pico Espadas, 3.332 m.; el Vignemale, 3.298 .; y la Pica d’Estats, 3.143 m.).

Además, en los Pirineos podrás visitar algunos pequeños glaciares, lagos y circos también de origen glaciar, así como una gran cantidad de hermosos valles y cañones.

Las teorías más aceptadas hablan de que el nombre le fue dado a la cordillera tras un incendio de magnitudes colosales (en griego, fuego se dice pyros). Otra teoría, habla de un origen íbero o vasco en el que se le denominó Ilene os, que significa “montes de la Luna”.

En cualquier caso, los Pirineos son un lugar extraordinario para ir de a perderse durante unos días. Os voy a contar algunos sitios chulos que ver en Los Pirineos:

Lo más interesante e imprescindible de los Pirineos

1) Visitando Ordesa

El Valle de Ordesa es uno de los valles más espectaculares y únicos, no sólo de España, sino de toda Europa. Situado en el Pirineo Central de Huesca, está catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En este valle podrás visitar el magnífico Parque Nacional de Ordesa, donde podrás disfrutar de las maravillosas visiones que proporcionan el Monte Perdido, el Cañón de Añisclo, las Gargantas de Escuaín o la cabecera del Valle de Pineta.

Parque Nacional de Ordesa
Ordesa

2) Monte Perdido

El macizo de Monte Perdido, lo componen los Picos de Monte Perdido (3.355 m.), Cilindro (3.328 m.), y Añisclo (3.263 m).

Como he comentado más arriba, el macizo de Monte Perdido forma parte del Parque nacional de Ordesa, en el que podrás perderte por infinidad de valles. Parte del macizo se interna por el norte en suelo francés, destacando el Valle y Circo de Favarnie, un impresionante glaciar que posee la cascada más alta de Europa (400 m. de caída vertical). No dejes de ir a verlo.

Para los que seáis montañeros, os cuento que la vía más habitual de ascensión la encontraréis en el refugio de Góriz, donde es muy normal hacer noche, y el canal de “la escupidera”, donde hay que tener cuidado pues es uno de los puntos negros de los Pirineos.

Si no eres montañero, simplemente déjate llevar por el encanto del Monte Perdido, ya que está considerado Reserva de la Biosfera “Ordesa-Viñanama”, declarado como tal por la UNESCO allá por 1.997.

Monte Perdido (Pirineos)
Monte Perdido. Foto: Charlyana

3) Comarca de Aínsa

A modo de falda del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido nos encontramos con esta espectacular comarca, ya que goza de una privilegiada situación entre Francia, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el Parque Natural de los Cañones y la Sierra de Guara y el Parque de Posets Madaleta.

Además, la comarca de Aínsa está levantada en la unión de los ríos Ara y Cinca, así como en un cruce de caminos. Es por esto que el lugar es perfecto para recorrer la región y practicar deportes como el rafting o el piragüismo. También podrás volar ultraligero y otros deportes “de riesgo” (ya sabes que con un/a profesional el riesgo es mínimo).

Merece la pena pasear por cualquiera de sus municipios, entre los que cabe destacar la propia Villa de Aínsa, en especial su casco antiguo que parecerá transportarte a otra época.

Dentro de Villa de Ainsa, no dejes de visitar el Castillo de Aínsa, la Casa de Bielsa, la Casa Arnal, la Plaza Mayor o la Iglesia Parroquial de Santa María. Todo muy bonito y espectacular.

4) Valle de Tena

El Valle de Tena está ubicado en el puro centro del Pirineo aragonés, pudiéndose acceder tanto por España como por Francia. En este valle podrás visitar sus más de 20 pueblecitos de montaña con un encanto más que especial: Puentes de la época medieval y romana, fachadas labradas a la antigua usanza con escudos tallados en piedra, encantadoras iglesias de diferentes estilos (románico, gótico, barroco…), etc.

Además, en esta zona saben muy bien cómo tratar al viajero. Entre sus múltiples establecimientos hoteleros, restaurantes, lugares de ocio, estaciones de esquí, etc. te sentirás como si hubieras retrocedido en el tiempo. Un lugar muy bonito para perderse en los Pirineos.

Que visitar en los Pirineos
Valle de Tena

5) La Canal de Berdún

La Canal de Berdún da nombre a una depresión orográfica recorrida por el río Aragón, entre las poblaciones de Jaca y Yesa.

La Canal de Berdún constituye la única depresión longitudinal de mayor importancia en los Pirineos. Se caracteriza por una planitud muy considerable que la hace muy accesible al viajero.

Su altitud media está entre 600 y los 750 metros, con temperaturas medias anuales superiores a los 10 grados centígrados. Tanto es así, que los veranos allí son calurosos y los inviernos algo fríos, pero perfectamente soportables. Eso sí, si vas en primavera u otoño, prepárate para las lluvias.

En esta zona especialmente rural, te recomiendo que no dejes de ver el monasterio de San Juan de la Peña, un impresionante enclave de estilo románico que data de los albores del reino de Aragón.

Canal de Berdún
Canal de Berdún

6) Refugios de Montaña

En los Pirineos podrás gozar de una agradable estancia en algunos de sus 12 refugios de montaña: Biados, Estos, Ángel Orus, Góriz, Pineta, Renclusa, Respomuso, Casta de Piedra, Linza, Gabardito, Lizara y Bujaruelo.

Todos ellos gozan de las más amplias comodidades de un hotel rural: Duchas, agua caliente, bar, servicio de comidas y mantas… Además, ofrecen multitud de actividades al viajero: Esquí de montaña, escalada, montañismo, senderismo… o simplemente relajarte con la paz que transmiten los parajes de los Pirineos.

Refugio de Lizara
Refugio de Lizara
Camino de Bujaruelo
Camino de Bujaruelo
Camino del refugio de Renclusa
Camino del refugio de Renclusa. Foto: Manuel Cavanillas

7) Otros de valles de los Pirineos

Algunos, como el Valle de Ordesa o el Valle de Tena, ya los hemos comentado, pero en los Pirineos existen más paisajes de similares características, a cada cual con más encanto que el anterior.
Como digo, en los Pirineos podrás visitar los siguientes valles: Valles de Hecho y Ansó, Valle del Aragón, Valle de Tena, Valle del Ara (Ordesa), Valles añisclo-Escuaín, Valle de Benasque, Valle de Gistaín y Valle de Pineta.

Con todo, podríamos seguir hasta el infinito describiendo sitios que ver en los Pirineos, pero por ahora ya tienes una buena dosis para ir a visitar Los Pirineos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*