Home » Trucos » Jet Lag: síntomas, efectos y soluciones

Jet Lag: síntomas, efectos y soluciones

¿Qué es el jet lag? Significado

El jet lag no es otra cosa que la descompensación horaria que se produce entre el reloj interno de una persona y el horario existente en otra región horaria del mundo. Resulta que el llamado “reloj interno” es el mecanismo biológico por el cual se gestiona el sueño y la vigilia en un ser vivo, y cuya regulación viene marcada en base a las horas de luz y de noche existentes en la zona donde se habite.

Es por esto que dicho reloj es tan importante para la supervivencia del ser vivo, y es por esto también que el mecanismo biológico tiende a prevalecer, por lo que en un viaje de Este a Oeste o viceversa, la persona puede tener sueño en pleno día o estar en vela durante la noche.

Síntomas del jet-lag

Entre los síntomas más importantes del jet lag podemos contar:

• Fatiga: Sobre todo si se viaja de Oeste a Este, ya que es como ir “en sentido contrario” a las agujas de nuestro propio reloj biológico.
• Problemas digestivos como vómitos y diarreas.
• Confusión, en la toma de decisiones y verbalizaciones.
• Fallos de memoria.
• Irritabilidad.
• Apatía.

Soluciones al Jet Lag
Jet Lag

¿Cómo minimizar sus efectos? Soluciones

Se puede minimizar el efecto del jet lag siguiendo algunas simples indicaciones antes, durante y después del vuelo.

1) Antes del vuelo

Para empezar, si uno/a está en buena forma antes de subir al avión, los efectos del jet lag no serán tan demoledores como si no se hace ejercicio de manera periódica y se lleva una buena dieta.
Si tomas medicamentos, consulta con tu médico para saber en qué medida pueden afectar a esto del jet lag.
También pues cambiar un poquito la rutina de tu vida diaria. Por ejemplo, unas tres o cuatro semanas antes puedes empezar tu actividad diaria una hora antes o después (si se puede) después de lo que normalmente lo haces.

2) Durante el vuelo

La deshidratación ayuda al jet lag a hacerte sentir mal, por lo que procura no beber alcohol ni cafeína, pues ambos aumentan la deshidratación del cuerpo. En el caso de la cafeína, además, altera los patrones de sueño. Sí es bueno beber mucha agua para combatir las condiciones de sequedad del avión.

También puedes levantarte una vez cada una o dos horas para dar un paseíto por los pasillos del avión. También se recomienda que se ajusten las horas de sueño en el avión para que se hagan coincidir en la medida de lo posible con la hora de destino.

3) Después del vuelo

Lo mejor para el jet lag a la llegada de tu vuelo, es adaptarse tanto a los horarios de dormir como a los de comida. Es posible que tengas que forzarte un poquito para comer a la hora que sea costumbre en el sitio al que vas, así como intentar dormir a la hora correspondiente. Si estás muy cansado/a durante el día, aguanta durante las horas de luz y acuéstate durante la noche, aunque te sientas muy agotado/a.

4) Otras soluciones para jet lag

Además de todo esto, has de tener en cuenta que si vas en dirección este, eres mayor de 50 años y habitualmente madrugas mucho, según los estudios vas a tener más probabilidades de sufrir jet lag que si estás fuera de estas condiciones.

Antes hemos hablado de adaptarse al nuevo horario de destino. Pues bien, si puedes permitírtelo, acuéstate y levántate un poco más tarde si vas hacia el oeste. Sin embargo, acuéstate y levántate un poco antes si te diriges hacia el este. Además, procura descansar muy bien los días previos al viaje.

También puedes combatir el jet lag sirviéndote de la luz natural. Si viajas al oeste, es conveniente que busques el sol de la tarde, pero no el de la mañana. Si viajas al este, hazlo al revés.

Por otro lado, hay estudios que sugieren que un ejercicio físico intenso a tu llegada durante las mañanas temprano, ayuda al organismo a recuperarse de la descompensación horaria.

Siguiendo con los estudios del jet lag, un investigador argentino docente en la Universidad Nacional de Quilmes, Diego Golombek y su equipo de investigación, han encontrado el uso de Viagra como agente efectivo en el equivalente a lo que sería un viaje al este en humano. Eso sí, lo han hecho con ratones por ahora. No obstante, se sabe que los tratamientos con melatonina es lo más efectivo para el jet lag.

Otra solución es tomar melatonina. La dosis diaria no debe de superar los 5 mg.

Con todo, el jet lag no es algo que vaya a matarte ni te vaya a acarrear problemas realmente serios. Sencillamente estamos alterando nuestros ritmos circadianos al hacer lo que el ser humano no está preparado biológicamente para hacer, que es cambiar de zona horaria en apenas unas pocas horas. Pero si sigues esta serie de consejitos, la cosa te irá mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*