Home » Lugares que ver en... » Europa » Grecia » ¿A qué Islas Griegas del Dodecaneso ir y qué ver?

¿A qué Islas Griegas del Dodecaneso ir y qué ver?

Islas de Dodecaneso: del blanco al azul.

Las islas griegas se dividen en varios archipiélagos: Cícladas, Dodecaneso, Jónicas, Espóradas, islas del Norte del Egeo y las del Golfo Sarónico. De todas ellas, las del Dodecaneso son las que representar uno de los paisajes mediterráneos más hermosos que podamos encontrar.

Situado en el Mar Egeo, el Dodecaneso es un archipiélago formado por 163 islas, aunque sólo 26 están habitadas. De ellas, las más turísticas son Rodas, Karpathos, Kasos, Kastelorizo, Symi, Tilos, Nisyros, Astipalea, Kos, Kálimnos, Leros y Patmos. Y éstas componen lo principal que ver en el Dodecaneso.

Mapa islas Dodecaneso
Mapa de las Islas Dodecaneso

En todas el sol y la playa se combina con un pasado lleno de historia.

Las islas del Dodecaneso ocupan un total de 2.714 kilómetros cuadrados, y en ellas viven casi 200.000 personas. Es precisamente esta escasa población, unida a sus aguas cristalinas y tranquilas, lo que las otorga un carácter especial.

Paraísos medievales llenos de tradición

Las casas blancas, diseminadas entre una exuberante vegetación, caracterizan las islas del norte, mientras que en otras, como en Rodas, el principal atractivo turístico son los recorridos medievales, donde uno puede imaginarse fácilmente antiguos parajes de la Grecia clásica.

Rodas es la capital y un paraíso medieval, con murallas de época muy bien conservadas, un puerto de gran tradición y multitud de edificios históricos que bien merecen una visita. Fue en este punto donde antiguamente se alzaba el Coloso de Rosas.

En general, todas las islas tienen en común sus playas de arena o guijarros, pero en Astipalea y Tilos podremos disfrutar de unas vacaciones más tranquilas, debido en parte a su población, ampliamente hospitalaria y muy acostumbrada a los turistas que llegan hasta sus costas.

Playa e historia del Dodecaneso

Kos es fantástica para visitar por el día sus inolvidables playas de arena negra, por su origen volcánico, y para acostarse a altas horas de la madrugada gracias a su ambiente nocturno. Es una isla verde y tiene edificios de la época medieval, además de enormes parques y caminos perfectamente señalizados que ofrecen la posibilidad de recorrerla en bicicleta.

En Kalymnos, también conocido como “el paraíso de las esponjas” existe una aldea con forma de anfiteatro, que ocupa dos colinas. Su castillo, el museo de Arqueología y los monumentos bizantinos que esconde obligan a una visita de, al menos, dos días. En esta isla, a medio camino entre Leros y Kos, se encuentra la Escuela Nacional de Buceo, lo que ofrece una oportunidad única a aquellos viajeros que quieran aprender o practicar submarinismo.

De Pserimos destacan sus preciosas bahías, inmejorables para fotografiar, mientras que Telendos sólo cuenta con una aldea rodeada de densos bosques de pinos, lo cual es un aliciente si se busca disfrutar de playas tranquilas.

Senderismo y paisajes del Dodecaneso

En Karpathos hay numerosos campos de olivo y viñedos. Los amantes del senderismo tienen numerosas opciones, pues la isla está llena de cuevas y montañas que descubrir. En Tilos, sin embargo, los valles se funden con un castillo medieval, situado encima de una colina. Según la época del año se pueden encontrar montones de flores silvestres, lo que confiere al lugar de un encanto muy especial.

Leros
Leros

Leros es la famosa isla de Artemio, mientras que Patmos se conoce porque en ella se escribió el Libro de las Revelaciones. En esta isla no hay que perderse las localidades de Arki y Maratahi, situadas al este, con un encanto sin igual. Finalmente, nos encontramos con Astipalea, donde el Dodecaneso deja paso a las Cícladas.

Playa de Apella (Kharpatos)
Playa de Apella (Kharpatos)

Para visitar las islas más turísticas del Dodecaneso hay que coger el barco que sale desde el puerto de El Pireo. También existe una línea regular de barcos que comunican las islas entre sí, y que permiten al viajero hacer un recorrido, pernoctando una o dos noches en cada isla.

Gastronomía del Dodecaneso

Aunque prácticamente todas las islas tienen sus propias cualidades gastronómicas, la gran protagonista de la mayoría de ellas, como ocurre en Kasos, es el relleno. Destaca el cordero relleno con paspara, que es una mezcla de arroz, cebolla, especies y tomate. También son muy típicas las verduras rellenas, como los calabacines o las hojas de parra.

La gastronomía del Dodecaneso presenta en ocasiones influencias italianas, con muchos platos de pasta y una gran variedad de postres, como la moschopougkia, un exquisito pastel relleno de almendras y nueces.

Aquí tienes una lista de restaurantes que te pueden interesar.

Alojamiento: hoteles del Dodecaneso

En cuanto a los hoteles, destacan el Camelot Hotel, en el corazón histórico de Rodas y el Alice Springs Hotel de Kos, que se ha convertido en un establecimiento de referencia por la amabilidad y hospitalidad con la que te acogen.

En cualquier caso, puedes encontrar alojamientos para todos los gustos y de cualquier categoría, si bien la oferta disminuye un poco en las islas más pequeñas y menos conocidas, ya que en muchas ocasiones reciben turistas durante el día, pero luego estos vuelven a sus barcos o a las islas más grandes para pernoctar.

Un comentario

  1. Dentro de Rodas, no podéis dejar de ver el pueblo de Lindos, un pueblecito con las típicas casitas blancas propias de todas las islas griegas. Está situado a los pies de la impresionante Acrópolis de Lindos, cuyas ruinas tenéis que visitar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*