Home » Sin categoría » El Hotel Everland, el primer hotel portátil de París

El Hotel Everland, el primer hotel portátil de París

Hotel de París portátil
Hotel evenrland

El hotel Everland surgió como un prototipo de arquitectura, iniciado para una exposición artística de Suiza, allá por el año 2002. Su increíble diseño que caracterizaba a una estancia moderna de último diseño enamoró a todos por su reminiscencia a aquellas estructuras de las películas de ciencia ficción. Dentro de la cabina habitaban un espacio destinado a una habitación, un baño principal, una cama grande y un salón de medianas dimensiones.

Sus dos diseñadores fueron Sabina Lang y Daniel Baumann y fue construido en Burgdorf. Posteriormente, tras su creación, el hotel fue trasladado a Yverdon, cerca del lago de Neuchatel donde llegó a parar a Alemania y a París hasta el final de sus días retornando a Suiza. Ahora descansa en su registro de reservas, aunque se especula acerca de que pronto vuelva a abrir para el deleite de los mejores fans de los alojamientos originales, que contengan un toque especial, haciendo a los visitantes soñar en un mundo nuevo.

Ahora también se observa mantener la estructura como un museo, como ocurrió en el año 2007, en el cual se expuso al lado del Museo de Arte Contemporáneo de Leipzig, en Alemania, donde se podría observar la fantástica estructura hasta las 18.00 horas de la tarde, en donde tras la recogida y limpieza de las instalaciones estaría disponible para los huéspedes. Los precios rondaban los 300 euros por noche, subiendo el presupuesto los días: jueves, viernes y sábados con una tarifa de 444 euros descansando los lunes de cada semana.

Hoteles de París portátil
Hotel de París portátil

La descripción ideal de este tipo de proyecto es una fusión perfecta entre arquitectura, hábitat y espacios procurando un sitio de descanso y relax único y nada asfixiante. A la espera de su vuelta al sector del turismo y los viajes, su esencia nos hace recordar la magia de aquellos sitios que después de visitar se valoran como inolvidables.

Su decoración basada en una fusión de colores verdosos y azulados con sofás de diseño en tonos blancos y grandes ventanales cuadrados, que dotan al hotel portátil de una luz espectacular, permitiendo prescindir de luz durante el día. Muchos consideraron al hotel como una obra de arte viviente en la que el arte contemporáneo cobraba vida, basándose en el movimiento dadaísta y el retro futurista. Colocado en alturas de más de veinte y treinta metros, las vistas de la ciudad se contemplaban como una de las mejores experiencias de viaje de este siglo.

Hoteles de París
Hoteles de París

Las mejores críticas hablaron de este original hotel como uno de los mejores hoteles de cuatro estrellas, asociado a la originalidad de otros alojamientos como el hotel Sezz; las únicas pegas eran que cada huésped sólo dispondría de una noche para disfrutar de un alojamiento fantástico y que no habría servicio de comidas cercanas ni servicio de habitaciones.

Ahora se hablan acerca de las posibles rutas que podrían implantarse en el caso, de que el proyecto volviera a circular pronto y se hicieran verdad las especulaciones acerca de su vuelta. Sin duda, es una idea fantástica para promover una nueva forma de turismo original y espectacular donde el arte se fusiona con el turismo y la belleza de los lugares más bellos del planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*