Home » Lugares que ver en... » Europa » Italia » 10 de los pueblos más bonitos de la Toscana

10 de los pueblos más bonitos de la Toscana

La Toscana está considerada como una de las zonas más bellas de Italia, además de poseer una rica arquitectura y una campiña exquisita, su naturaleza se contempla como destacada siendo una de las más auténticas del país. Dejando el lujo y la modernidad de las grandes ciudades, en sus pueblos se puede sentir un toque de frescura, con sus construcciones de carácter rural y sus campos de cereal, además de las viñas, que representan uno de los símbolos más reconocibles de este precioso lugar. Hoy vamos a hablarte de los 10 pueblos más bonitos, ¡no te pierdas el post y sigue leyendo!

Ruta por los pueblos más hermosos de la Toscana:

  • Comenzamos por San Gimignano, uno de los pueblos más destacados por sus construcciones de torres, la mayoría de carácter medieval, siendo patrimonio de la Unesco, posee en concreto 14, desde las cuales se puede divisar el horizonte y las vistas al completo de la zona montañosa. Si te gustan las construcciones más altas no dejes de subir a la Torre Grossa o a la Torre Rognosa, las cuales poseen más de 50 metros de altura. A pesar de esto, también puedes contemplar más delicias arquitectónicas, como el Palazzo del Popolo Museo Cívico, en el que tienes de tu parte la oportunidad de conocer los frescos más prestigiosos del planeta, nacidos de la creación de Benozzo Gozzoli. La iglesia de San Agustín, guarda en su interior frescos únicos así como un altar de mármol que perteneció al siglo XV. Pásate por la fuente medieval y si amas el arte, no te olvides de visitar la Colegiata, en donde están los frescos del Duomo de San Gimignano, conteniendo información de alto valor histórico con imágenes del Antiguo Testamento.
  • Montepulciano, es un pueblo del centro que se caracteriza por su amplia cultura vinícola, además de su gran influencia renacentista en su arquitectura. Además de dar un paseos por la Piazza Grande, puedes disfrutar de una buena copa de vino, sin olvidarte de subir a las torres más altas de la plaza, desde donde contemplar el valle de Orcia y el de Trasimeno. La Catedral y el Museo Cívico albergarán lo mejor del arte gótico y renacentista, siendo parada oficial para aquellos a los que les gusta admirar el arte clásico. Ya en la Iglesia de Santa Agnese, puedes tener acceso a un fresco inédito de Simone Martini. En el Palazzo Bucelli podrás admirar relieves y la forma de diseño de las antiguas urnas funerarias.
  • Volterra, es un icono de la arquitectura medieval, presentando laberintos de antiguas callejuelas encantadoras y murallas en las que bien merece perderse. Admira las casas y palacios y sus torres y descansa en alguno de sus restaurantes (como Pizzeria da Nanni) dedicados a la elaboración de la pizza cocinada en horno de leña. Antes de irte no dejes de visitar el museo y pinacoteca del Palacio Medieval.
  • La Toscana
    Volterra
  • Monterrigioni, posee una muralla circular en la que alberga un pueblecito que todavía se conserva como en la antigüedad. Desde la carretera del Val D´Elsa, podrás contemplar todo su esplendor. Puedes comenzar recorriendo las bodegas, degustando las pruebas de los mejores vinos. Después anímate y date un paseo por la Plaza Mayor y la Iglesia Románica. Los exteriores, tanto en su naturaleza como en los jardines, crean unas vistas espectaculares.
  • Ya en Pienza, volveremos de nuevo a la exaltación y admiración de la arquitectura, pudiendo contemplar la gran plaza central, cuyas normas de construcción fueron realizadas a cargo de Leon Battista Alberti y la catedral, en donde reposan los altares más bellos de Italia junto con el tabernáculo de Rosellino. No te pierdas el Palazzo Borgia, el Palazzo Piccolomini y el Palazzo Vescovile, ya que puedes admirar desde tapices a miniaturas de arte exclusivas.
  • Montefioralle, es la cuna de la gastronomía auténtica italiana y el buen vino, localizando allí los mejores platos, que son elaborados por los mismos propietarios de las casas, que los ofrecen a los visitantes. No te pierdas esta oportunidad, así como admirar la Iglesia de San Stefano, que fue reconstruida por dos veces, conteniendo obras de arte dignas de ver, elaboradas por el Master de Bagnano. es el pueblo más destacado para explorar ya que podrás tener a tu alcance opciones de alojamiento rurales así como pequeños hoteles de lujo. Las rutas de senderismo así como la admiración de los viñedos, son otras de las experiencias más bellas a las que te podrás enfrentar.
  • Pitigliano, se encuentra en la cima al borde de un acantilado y es que un pueblo ¡único y con unas características muy curiosas! en él conviven muchas influencias, entre ellas el arte etrusco, el renacentista e incluso la arquitectura y arte judío. No dejes de pasarte por la sinagoga y por la judería.
  • Montalcino, sin embargo, tiene una fortaleza que pertenece al siglo IV, desde cuya parte superior se pueden admirar las increíbles vistas del pueblo. No dejes de visitar su enoteca, así como el Museo Cívico y Diocesano d´Arte Sacra. Además de poder ver y estudiar las obras de arte más sorprendentes, tendrás a tu disposición la imagen de la Virgen con Niño de Simone Martini. Además de acercarte hasta la catedral, también puedes disfrutar de las compras con su mercado semanal dedicado a las prendas de ropa y a la artesanía.
  • Giglio Castello, es un pueblo ubicado al lado del mar, con mucha personalidad y características mediterráneas. Abundan las playas pequeñas, aunque la más prestigiosa es la de Cornelle. La arquitectura también jugará un papel muy importante con edificios y construcciones tales como la Iglesia de San Pedro Apóstol, con su espectacular crucifijo tallado en marfil o el Castillo de Giglio, museo histórico de la grandeza del pueblo. Practicar winsurf y surf en Giglio Campese, será otra de las actividades estrella aquí. Cerca de la isla de Gorgona, también puedes acudir al Parque Nacional, lugar apto para la observación de aves y la admiración de sus lagos, destacados por su agua cristalina y pura.
  • La Toscana
    Giglio Castello
  • Anghiari, con sus estructuras y edificios dedicados a la defensa, pueden mostrarte lo mejor de la Abadía de San Bartolomeo, en donde puedes aprender acerca de todo su esplendor histórico y las batallas libradas, pudiendo ver de manera privilegiada el fresco de Da Vinci.

Fotos: N+C Photo, Fli.ippo, Paul, F Mira,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*